Artículos guardados
Por qué los globos son un problema para el medioambiente

Economía sostenible

Por qué los globos son un problema para el medioambiente

Pensar que cuando lanzas un globo al cielo o tiras colillas y chicles al suelo no pasa nada es un error. Son acciones muy contaminantes, que tienen consecuencias dañinas para el ecosistema y para el planeta, y, a menudo, no somos lo suficientemente conscientes de ello.

Lanzar globos en bodas o fiestas puede ser divertido y bonito, pero hemos de tener en cuenta su impacto medioambiental. Los globos están hechos a base de materiales de látex o nailon, que, posteriormente, cuando caen en tierra o en el mar, son ingeridos por algunos animales que los confunden por comida. Concretamente, la tortuga es el animal que más percibe las consecuencias, ya que confunde los globos por medusas, precisamente, su manjar principal. El documental Rubber Jellyfish (Medusa de goma) explica el sufrimiento de las tortugas al confundir este tipo de material por la forma que adquiere.

Globos contaminantes

Aunque el látex que se utiliza para la fabricación de los globos proviene de la savia de los árboles de caucho, se le añaden una serie de productos químicos que son los que alteran el estado del medioambiente a causa de las micropartículas que se van descomponiendo lentamente.

¿Sabías que un globo tarda unos 6 meses en degradarse? Es durante este periodo cuando algún animal, como, por ejemplo, delfines, pájaros, ballenas o tortugas, puede ingerir alguna de estas partículas. Un estudio realizado por Ocean Conservancy afirma que se encontraron 1,2 millones de globos en las costas de 150 países.

Ante esta situación, han nacido organizaciones sin ánimo de lucro como Balloons Blow, que pretende concienciar a la ciudadanía sobre los efectos negativos del lanzamiento de globos tanto para los animales y las personas como para el medioambiente.

Existen otras alternativas simbólicas, y sobre todo alternativas ecológicas, que no tienen consecuencias para el medioambiente:

  • Sembrar una semilla: es un símbolo de agradecimiento a la tierra por otorgarnos los recursos naturales para poder vivir.
  • Banderas o banderolas: se pueden utilizar de todo tipo y de todos los colores, y, además, son reutilizables.
  • Soplar burbujas de jabón: es un gesto muy bonito y parecido a los globos desde el punto de vista visual.
  • Pintar piedras: es una manera de decorar un lugar abierto de una forma atractiva y no hace daño a nadie.
  • Confeti ecológico: utilizar flores u hojas secas en fiestas o celebraciones, en vez del confeti que tiene consecuencias negativas similares a las de los globos.

Ahora que ya eres consciente de todo lo que pueden llegar a provocar los globos para el planeta Tierra, ¡ya puedes actuar! Empieza a utilizar alternativas ecológicas como las que te proponemos en este artículo y súmate a las celebraciones ecológicas.

Leave a Comment

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close