Artículos guardados

Economía sostenible Social

5 maneras de frenar el cambio climático

¿Has pensado que, aunque sea involuntariamente, todos nosotros colaboramos en la reducción o aumento del cambio climático? A pesar de no ser 100% conscientes de actos que en nuestro día a día pueden acabar perjudicando la sostenibilidad de nuestro planeta, son pequeñas acciones las que podemos hacer para seguir una vida más ecofriendly y sostenible. A continuación, te dejamos algunas sencillas acciones que puedes llevar a cabo desde casa y con las que conseguirás reducir tanto tu emisión de CO2 como la de los que te rodean:

Cambio Climático

 

Acciones para llevar una vida más sostenible

  1. Apuesta por energías renovables: Es cierto que la instalación de placas solares en la vivienda no es algo barato. Sin embargo, una primera inversión se traduce en un futuro ahorro no solo de dinero sino también de energía, lo que implica una reducción de emisiones CO2 (favoreciendo el NO calentamiento del planeta) y llevar un estilo de vida más sostenible.
  2. Productos eléctricos: El hecho de usar el lavavajillas o la lavadora únicamente cuando estos están completamente llenos o el simple acto de apagar los pilotos de TVs, DVDs, consolas o PCs cuando no los estamos usando, pueden suponer un gran ahorro de energía. Pero no solo esto, acciones como cambiar las bombillas de casa por bombillas de bajo consumo y la oscilación de solo 2 grados en el aire acondicionado tanto en verano como en invierno son capaces de reducir más de 45Kg y más de 600Kg de CO2 al año respectivamente. Son pequeños gestos, pero pueden contribuir a frenar el cambio climático de forma sencilla y sin apenas esfuerzo.
  3. ¡Las 3 R!: Desde que vamos al colegio de pequeños ya nos enseñan el significado de las 3R: reciclar, reutilizar y reducir.
    • Reciclar: Reciclar es una tarea que puede parecer pesada en ciertos casos, pero si nos acostumbramos a reciclar en nuestro día a día, por ejemplo, separando el plástico y los envases de la comida orgánica ayudaremos a que nuestro planeta continúe proporcionándonos aquello que necesitamos por más tiempo.
    • Reutilizar: El uso de botellas de cristal, por ejemplo, en vez del uso excesivo de botellas de plástico, así como la donación de ropa u otros objetos que ya no necesitamos, reducen gratamente la producción de CO2 causada cuando éstos son tirados a la basura y llevados a fábricas que vuelven a convertirlos en materia prima.
    • Reducir: A menudo, cuando vamos a comprar al supermercado podemos evitar el consumo en exceso de plásticos. Simples actos como el uso de bolsas de papel o tela (reutilizables y/o orgánicas) pueden suponer la reducción de emisiones de CO2 en 1100Kg de por persona.
  4. Muévete más sosteniblemente: Siempre que sea posible moverte andando, en transporte público o usar cualquier vehículo no contaminante (como la bicicleta, el monopatín o los patines de ruedas), conseguirás ahorrar un mínimo de 30g de CO2 por cada 4,5Km realizados. Ten en cuenta que, al conducir un coche, liberas una media de 2,5Kg de CO2 por cada litro de combustible consumido.
  5. Reduce el gasto de agua: Es algo básico que también nos enseñan desde que somos pequeños, en el colegio. Podemos disminuir el gasto de agua tanto en nuestras duchas como en nuestros diferentes aseos. Recuerda cerrar el agua mientras usas el gel o el champú; cierra el grifo mientras te estás lavando los dientes; o prueba la instalación de filtros en la cisterna de tu WC; disminuirás el gasto de agua con cada uso.

Planta un árbol

Además de esto, siempre puedes plantar un árbol. Ve a cualquier campo o a tu jardín, y planta una pequeña semilla. Un árbol llega a absorber hasta una tonelada de CO2 a lo largo de toda su vida. Un acto sostenible que aportará nuestro granito de arena para frenar el cambio climático.

De la misma forma que cada uno de nosotros tiene la posibilidad de contribuir a frenar el cambio climático, las empresas y los bancos también podemos hacerlo. Por esto mismo, Caja de Ingenieros ofrece un modelo de inversión que prioriza la inversión responsable desde una perspectiva tridimensional.

CI Environment ISR, FI es un fondo de renta variable mixta internacional que invierte en compañías que controlan su impacto medioambiental, lideran luchas en contra del cambio climático y apuestan por prácticas innovadoras en lo referente a la reducción de consumo de energía:

  • Medioambiental: Las inversiones serán realizadas solo en empresas líderes en luchar contra el cambio climático y empresas inversoras en Investigación y Desarrollo (I+D).
  • ISR: Mediante la Inversión Socialmente Responsable (ISR), CdI también incorpora la gestión de aspectos sociales y de buen Gobierno a la hora de realizar inversiones.
  • Financiera: Caja de Ingenieros toma en cuenta también un análisis financiero que le permite construir una cartera de compañías con balances sólidos, alta generación de caja y rentabilidades elevadas sobre los recursos empleados.

De esta forma, Caja de Ingenieros selecciona cuidadosamente sus inversiones, escogiendo solo aquellas empresas preocupadas por el cambio climático y la sostenibilidad del planeta. Desde Caja de Ingenieros creemos en que cada pequeño gesto cuenta. Así pues, si quieres hacer de nuestro planeta un lugar mejor, ¡súmate a la iniciativa sostenible de Caja de Ingenieros!

Leave a Comment

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close