Artículos guardados

Mercados

Una nueva ola vuelve a azotar el mundo a la espera del anuncio de la(s) vacuna(s)

Actualidad Mercados

Una nueva ola vuelve a azotar el mundo a la espera del anuncio de la(s) vacuna(s)

La mayoría de selectivos cerraron los meses de septiembre y octubre en negativo debido a los temores generados por el aumento en el número de contagiados por coronavirus, con la consecuente mayor presión en los sistemas sanitarios a escala global y la reimposición de medidas de distanciamiento social. Así pues, los agentes financieros prevén que el repunte en el número de infectados tenga un inevitable impacto negativo en términos macroeconómicos, si bien no parece probable que dicho impacto sea tan severo como el infringido por la primera ola. A colación, la carrera para encontrar un tratamiento que consiga frenar la pandemia continúa con más de ciento cincuenta posibles vacunas en desarrollo a escala global, con lo que parece razonable pensar que se conseguirá descubrir una lo suficientemente efectiva.

Continue reading

Elecciones de Estados Unidos: efectos de la victoria de Biden

Actualidad Expertos Mercados

Elecciones de Estados Unidos: efectos de la victoria de Biden

En un artículo anterior comentamos las primeras consecuencias de una posible victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de los EE.UU., las amenazas de Trump para acudir a los tribunales por supuesto fraude en el voto por correo y la posibilidad de que el nuevo presidente tenga que gobernar sin contar con una mayoría demócrata en ambas cámaras del Congreso.

Tras confirmarse la victoria demócrata en los estados de Nevada y Pensilvania, este pasado fin de semana, Biden & Harris superan los 270 electores necesarios y se proclaman presidente y vicepresidenta de los EE.UU. Aunque Donald Trump, a fecha de hoy, continúa sin reconocer la derrota y afirma estar trabajando con su equipo de abogados para preparar denuncias en diferentes estados, no parece contar con el apoyo del partido republicano. Aún así, todavía debemos esperar hasta enero para conocer el detalle del equilibrio político en el Congreso, ya que en el estado de Georgia se debe celebrar una segunda vuelta después de conocer que ninguno de los candidatos ha conseguido un mínimo del 50% de los votos. De hecho, incluso en caso de una victoria de la segunda vuelta en Georgia, es posible que Biden & Harris deban gobernar sin contar con una mayoría en el Senado.

Escenario político en EE.UU

Se abre por tanto un escenario de status quo positivo desde el punto de vista económico y financiero, en el que el presidente electo puede iniciar su agenda pero con la obligación de negociar con los republicanos en el Congreso. La reacción de los mercados financieros ha sido positiva, ya que la probabilidad de aprobación de propuestas económicas y fiscales menos market friendly, como el incremento del impuesto de sociedades, la limitación de recompra de acciones o estudiar limitaciones al poder económico de las grandes tecnológicas, se ha reducido sensiblemente. Otro factor positivo que ha impulsado las bolsas son las recientes noticias positivas respecto a los avances de las vacunas de Astrazeneca y Pfizer.

Agenda política de Biden y reacción de los mercados financieros

¿Qué medidas y programas quieren y pueden implementar Biden y Harris? Las prioridades inmediatas serán cinco:

  • Plan Federal para cambiar la gestión de la pandemia
  • Negociación con el partido republicano de un nuevo plan fiscal para impulsar la recuperación de la economía
  • Nuevas políticas de sanidad, vivienda y empleo con el objetivo de reducir las tensiones raciales
  • Cambio climático: reincorporación de los EEUU en el Acuerdo de Paris
  • Restablecimiento del estatus internacional de los Estados Unidos a través de un nuevo compromiso con el multilateralismo

Respecto a los programas económicos y fiscales:

  • Plan para la recuperación económica

Antes de las elecciones, ambos partidos estaban en fase de negociación de un nuevo plan de estímulo fiscal para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia. La previsible situación política después de las elecciones, con un presidente controlado por un Senado en manos de republicanos, hace confiar en un acuerdo fiscal equilibrado que tenga impacto positivo en la economía americana a corto plazo pero que a la vez limite los riesgos para la sostenibilidad de la deuda pública y los costes de financiación a medio y largo plazo. Al menos, así es como los mercados financieros, y especialmente los de deuda, lo han interpretado.

  • Plan de Inversión en Infraestructuras y Economía Sostenible

El programa electoral de los demócratas recogía un plan de inversión de 3.000 billones de dólares para un periodo de 10 años, con un fuerte foco en inversiones dirigidas a infraestructuras pero sobre todo en economía sostenible con el objetivo de conseguir neutralidad en emisiones de CO2 en 2050. Aunque posiblemente el resultado de la negociación con los republicanos será un programa menos ambicioso, es probable que el partido republicano post Trump tenga una posición más favorable a iniciativas acordes al Acuerdo de Paris, por lo que confiamos en su aprobación.

  • Política impositiva

El programa electoral de Biden recoge la propuesta de romper con la política de reducción de impuestos de Trump, a través de un incremento del impuesto de sociedades del 21% a 28% y una elevación del impuestos de rentas de las clases más altas. Los ingresos irían destinados a mayor gasto en educación, guarderías y sanidad, etc. Estimaciones iniciales indicaban un desequilibrio presupuestario entre las distintas iniciativas fiscales, causando un incremento del déficit público de aproximadamente un 2% del PIB al año.

La ausencia del Blue Wave, en línea con lo comentado en los puntos anteriores, han tenido un impacto positivo en los mercados financieros ya que los inversores anticipan que ni el incremento del impuesto corporativo será tan agresivo, ni el impacto en el déficit público de los programas sociales será tan elevado.

  • Política comercial

Aunque el estilo negociador y de comunicación de Biden posiblemente será muy distinto que el de Trump, la política comercial de EE.UU. hacia China será similar. Es consenso en el país que la política económica de China, basada en apoyo estatal a las empresas, mano de obra barata y manipulación de su tipo de cambio, ha afectado muy negativamente al sector manufacturero estadounidense. Biden por tanto continuará con la política de aranceles aunque es probable que retome el diálogo con las autoridades chinas para llegar a un nuevo acuerdo comercial.

Elecciones de Estados Unidos: ¿qué resultados y consecuencias se esperan?

Actualidad Expertos Mercados

Elecciones de Estados Unidos: ¿qué resultados y consecuencias se esperan?

Llegamos al día siguiente de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, sin duda uno de los principales acontecimientos para este 2020, pero seguimos sin conocer quién será el presidente del país para los próximos cuatro años. El coronavirus ha cambiado muchas hábitos este año, y entre ellos, debemos incluir la forma en cómo se vota. El voto por correo va a ralentizar el resultado de las elecciones, tendremos unos días de indefinición con el riesgo de que el actual presidente Trump no reconozca el resultados electoral y de que el proceso de recuento se judicialice, tal como ha amenazado esta mañana Trump en su discurso y en Twitter. Mientras escribimos estas líneas, la probabilidad de victoria tanto del actual presidente Donald Trump como del candidato demócrata, Joe Biden, són las de un lanzamiento de moneda.

En 2020, se ha disparado el voto por correo, superando los 100 millones de votos. Para ponerlo en contexto, esta cifra equivale al 73% del total de votos emitidos en las elecciones de 2016. Esta es la principal cuestión que genera un problema en cuanto a la publicación del resultado final. La normativa a aplicar en cuanto a la votación varía según el estado. En algunos de ellos, incluso se admiten los votos por correo llegados hasta unos días después del 3 de noviembre, esto nos acerca a unos comicios con una duración más cercana a la semana que a un día, algo que Trump denuncia en sus recientes declaraciones. Actualmente el foco de atención está puesto en estados “indecisos”, entre ellos Wisconsin, Michigan y Pensilvania. En última instancia, los resultados electorales en Estados Unidos no van a ser oficiales hasta que los estados los certifiquen y, oficialmente, el plazo límite es hasta el 14 de diciembre.

Debemos recordar otro elemento de vital importancia respecto al voto por correo, se estima que más de un 50% de los votantes de Biden votarán por correo, muy distinto al 25% estimado para el electorado republicano. Esto nos sugiere que podemos tener inicialmente unas cifras más alineadas con los intereses del actual presidente pero que pueden ir cambiando a medida haya más voto por correo escrutado.

Resultados

Al día siguiente de las elecciones nos hemos despertado con la sorprendente fortaleza del actual presidente cuando las predicciones daban una clara victoria para el candidato demócrata. Son varios los factores que explican esta realidad, pero queríamos resaltar la estrecha relación entre la elección de un presidente y la situación económica de las familias. La consultora Gallup preguntó a los ciudadanos el pasado septiembre si su situación personal había mejorado a la de hace cuatro años y la respuesta de la gran mayoría fue que sí. Trump es el primer presidente que puede afirmar una mejoría en la vida de las familias bajo su primer mandato desde Reagan. ¿Cómo puede ser esto así en el contexto de una pandemia? El apoyo incondicional de una parte de la población podría dar respuesta. Sin embargo, la importancia de la relación entre la percepción de la situación personal y la reelección de un presidente sigue intacta.

En relación con esta inesperada resistencia de Trump, uno de los escenarios a considerar como resultado de las elecciones queda prácticamente descartado, el escenario de la “ola azul” o “blue wave”. Este escenario consistía en que el partido demócrata se hiciese tanto con el poder ejecutivo como con el poder legislativo. A día de hoy, parece bastante claro que el partido de Biden va a conservar con una amplia mayoría la cámara baja, pero parece que las elecciones no van a darles la suficiente fuerza como para retomar el Senado. Así que asumiendo que Biden ganara las elecciones, y en este momento es una suposición incierta, el Congreso de los Estados Unidos quedaría dividido entre los dos partidos.

Consecuencias

¿Qué políticas van a resultar de los escenarios más probables? De entrada, descartando la “ola azul” también descartamos el mayor apoyo fiscal posible para una mayor recuperación económica en 2021 y 2022. Este escenario ponía especial énfasis en el apoyo de las familias y en una revolución energética, a la vez que relajando tensiones geopolíticas. Por lo que debemos esperar un estímulo fiscal más limitado, con el foco puesto en la mejora de la infraestructura junto con una menor amenaza regulatoria y de subida de impuestos. Por otro lado, sí que deberíamos esperar una mejora en las relaciones comerciales con terceros en el caso de que Biden alcance finalmente la Casa Blanca.

De lo que podemos estar seguros es que las elecciones están siendo mucho más ajustadas de lo que estaba previsto, y esto abre las puertas a un escenario poco deseable. Para empezar, el resultado podría tardar más de una semana en conocerse, junto también con un periodo de incertidumbre más amplío de lo esperado. Asimismo, según lo reñido que acabe siendo el resultado, existen riesgos al alza de acusaciones de fraude junto con desafíos legales que crean una situación que recuerda a las elecciones de años 2000, entre Bush y Gore. Estas acusaciones podrían llegar, en última instancia, a la Corte Suprema, institución que recientemente ha recibido mucha atención tras el fallecimiento de Ruth Ginsburg, una de las juezas más progresistas, y cuyo asiento Trump no ha dudado en suplir con una jueza mucho más conservadora.

Para finalizar, nos encontramos con un escenario mucho más reñido de lo previsto que cierra las puertas a un mayor estímulo fiscal, una mayor regulación y una mayor inversión en energías renovables. Por otro lado, se abren las puertas para consolidar el actual status quo ante una posible judicialización de las elecciones.

Asia, el imparable ascenso de la región más vibrante del planeta

Actualidad Finanzas Mercados

Asia, el imparable ascenso de la región más vibrante del planeta

A pesar de ser los primeros en experimentar los efectos negativos de la COVID-19, Asia se mantiene a la cabeza de la economía mundial en términos de crecimiento, y sus países se sitúan en una posición privilegiada para salir como los claros vencedores de esta situación. Así, según las previsiones del Fondo Monetario Internacional del mes de junio, se prevé que el conjunto de países experimente un ligero retroceso en el desempeño de sus economías del 0,8 % en el año actual y que, posteriormente, en el año 2021 estas economías recuperen todo el terreno perdido para alcanzar una tasa de crecimiento del 7,8 %. Consideramos que la región sigue siendo la más vibrante y dinámica a lo largo del globo y seguirá ofreciendo una oportunidad única para participar en uno de los mayores procesos de transformación social y económica de la historia reciente.

La región destaca por su significativa diversidad social y económica, e incluye tanto países con un PIB per cápita muy reducido como Camboya, Bangladés o, incluso, la India, los cuales bordean el límite de los 2.000 dólares, como países ya desarrollados como Singapur, el cual registra un PIB per cápita de 65.000 dólares. Así, cada país se encuentra en diferentes puntos de sus largos caminos económicos y ofrece diferentes oportunidades desde el punto de vista de crecimiento.

Tendencias de fondo

A pesar de esta marcada heterogeneidad entre países, varios son los nexos de unión que posibilitan el auge de sus economías a través de crecimientos económicos que los países desarrollados solo pueden soñar y que podríamos resumir en tres tendencias de crecimiento secular:

  • Dividendo demográfico. En la mayor parte de Asia, particularmente en el sur y en algunas partes del sudeste asiático, los países muestran un rápido crecimiento de la población. Así, para el 2030, la región representará alrededor del 55 % de la población mundial total en el grupo de edad de 15 a 34 años, una generación cada vez mejor educada y más integrada en los sistemas globales, económicos y sociales, lo que posibilitará una explosión de las clases medias. Si en Estados Unidos, Europa y Japón el crecimiento esperado de las clases medias es de tan solo del 0,5 % al año, en China y la India se espera que el crecimiento sea del 6 %.
  • Movimientos sociales y proceso de urbanización. Generalmente, los ingresos en las urbes suelen ser entre dos y tres veces mayores con respecto a los ingresos en el campo. Esto hace que los incentivos de la población a seguir emigrando hacia las grandes urbes sean elevados, lo que mejora la asignación del capital humano y, en consecuencia, el crecimiento económico potencial. India, por ejemplo, supone un claro ejemplo de la tendencia. Con una población de 1.300 millones de personas, las cuales cuentan con una edad mediana de apenas 29 años, solo un 35 % de su población vive en ciudades. Este porcentaje debería revertir hacia niveles claramente superiores a medida que se continúen adoptando reformas estructurales como la laboral y se mejoren las infraestructuras.
  • Transformación digital y adopción tecnológica. La mayor penetración en el uso de nuevas tecnologías está posibilitando un cambio dramático en el comportamiento de la población, como, por ejemplo, a través de la socialización en el acceso a los datos y el uso de la información. A pesar de los rápidos avances, la mediana en la penetración del móvil dentro de los países asiáticos se sitúa alrededor del 60%, todavía muy lejos de los estándares desarrollados. A medida que su uso se va extendiendo a mayores partes de la población, se está posibilitando el saltarse muchos pasos en el proceso de desarrollo y acelerando su escalada tanto en términos económicos como en términos sociales.

Sin embargo, también resulta relevante destacar los diferentes riesgos asociados que conllevan una mayor importancia a escala mundial. Estos riesgos pivotan principalmente sobre aspectos de corte más geopolítico: las luchas de poder de los diferentes países para hacer prevalecer su hegemonía.

 Es por ello que recientemente se registran nuevos frentes más allá de la lucha comercial y tecnológica entre China y EE. UU., como, por ejemplo, los enfrentamientos bélicos entre India y China que han derivado en la prohibición del uso de aplicaciones chinas en territorio indio, la disputa territorial en Cachemira o la lucha por el control del mar de China.

Actualmente, el conjunto de Asia supone el 60 % de la población mundial y el 34 % del PIB, aunque solo el 21 % de la capitalización bursátil mundial. Para ser justos, el marco jurídico para la inversión en estos países dista todavía mucho de países desarrollados como Europa o Estados Unidos. Como ejemplo, en EE.UU. la ratio de capitalización bursátil sobre el PIB se sitúa en niveles del 130 %, por lo que podemos concluir que, probablemente, la capitalización de las compañías asiáticas no hace justicia a los fundamentales de estas. Aunque desconocemos el grado de infravaloración del conjunto de compañías, dado el dinamismo de las economías y el vibrante proceso de transformación que está aconteciendo en las compañías, parece claro que el peso en términos de mercado de las compañías asiáticas no hará sino incrementar durante los próximos años para alcanzar, así, una ratio más comparable con el resto de países. Solo nos encontramos al inicio de un largo camino.

¿Por qué las bolsas se están recuperando antes que la economía?

Actualidad Expertos Mercados

¿Por qué las bolsas se están recuperando antes que la economía?

En el artículo de hoy, Bas Fransen, Director de Mercado de Capitales de Caja de Ingenieros, nos explica las cuatro claves para entender la buena reacción de las bolsas a pesar de la crisis económica mundial. ¿Cómo es posible esta fuerte recuperación de las bolsas sin que la pandemia esté bajo control o la economía se haya recuperado? Hoy lo sabremos.

Continue reading

¿Qué son los bonos sostenibles y qué tipologías existen?

Actualidad Economía sostenible Finanzas Mercados Social

¿Qué son los bonos sostenibles y qué tipologías existen?

El volumen de deuda sostenible ha aumentado de forma imparable durante los últimos años, siendo el punto de inflexión la cumbre del Clima en París COP21 (diciembre 2015). A pesar de que desde sus inicios estas emisiones han estado constituidas únicamente por bonos verdes -alcanzaron un nuevo récord en 2019 con un volumen de 271.000 millones de dólares, más de la mitad del mercado-, los bonos sociales han ido ganando peso relativo dentro del universo de emisiones de renta fija, sobretodo a raíz de la COVID-19, y ya suponen más del 50% de las nuevas emisiones a cierre de mayo de 2020.

Pero ¿qué son los bonos sociales y verdes? Desde Caja de Ingenieros explicamos y ejemplificamos las diferentes tipologías de deuda sostenible y sus principales diferencias.

Bonos sociales

Los bonos sociales buscan financiar proyectos con el objetivo de mitigar un problema social determinado como, por ejemplo, el acceso a una vivienda asequible o a suministros básicos, generación de empleo o empoderamiento socioeconómico. En el contexto actual de pandemia, la mayoría de los bonos que se han emitido han sido para paliar los efectos negativos, tanto económicos como sociales, derivados de la COVID-19.

Bonos verdes

Los bonos verdes destinan los recursos obtenidos a la financiación o refinanciación de proyectos ecológicos, ya sean enfocados a energías renovables, eficiencia energética, edificios verdes, transporte limpio, implementación de soluciones de tratamiento de aguas residuales o mejora de la gestión, reducción y reutilización de residuos.

Bonos ligados a la sostenibilidad

Otra tipología de deuda que ha ido ganando relevancia en los últimos dos años son los bonos o préstamos ligados a la sostenibilidad, que en 2019 crecieron un 168% hasta un volumen de 122.000 millones de dólares. Estas emisiones vinculan el pago del cupón a la consecución o mejora de ciertas métricas ambientales, sociales y/o de gobierno corporativo o a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Ejemplo de ello podría ser un bono cuya rentabilidad está ligada a los ODS.

Bonos de sostenibilidad

En la misma línea que los anteriores, esta tipología de deuda, destinada a financiar proyectos tanto ambientales como sociales, han experimentado en 2019 un aumento de casi el triple de volumen respecto al año anterior, llegando a los 46 mil millones de euros. Ejemplo de ello podría ser una compañía de telecomunicaciones que emite un bono para la transformación de su red de cobre a fibra óptica, impactando de forma positiva en una doble vía, tanto social como ambiental: reduciendo el CO2 y, a la vez, mejorando significativamente el acceso a las comunicaciones. 

Hacia una recuperación sostenible

Desde Caja de Ingenieros apuntamos que los devastadores impactos sociales y económicos de la pandemia COVID-19 continúan alterando vidas, negocios y comunidades a una escala sin precedentes. Los gobiernos están poniendo en práctica medidas de recuperación económica que tendrán importantes repercusiones en la economía mundial a largo plazo, por lo que es vital que estas medidas preparen el camino para una recuperación sostenible. Una recuperación que sea baja en carbono y que acelere la transición a un modelo social y económico.

Como fondo que aúna diferentes emisiones de deuda sostenible, un buen ejemplo es el CdE ODS Impact ISR, un fondo de inversión mixto de renta variable del Grupo Caja de Ingenieros que, tras su lanzamiento en 2019, fue calificado por primera vez en abril de 2020 en el ranking MSCI, liderando su categoría en la métrica SUSTAINABLE IMPACT, por encima de un total de 714 competidores. Este fondo se centra en compañías que contribuyen al cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente, el de Educación (4), Agua (6), e Industria, Innovación e infraestructura (9).

En la cartera de renta fija, el CdE ODS Impact prioriza emisiones de deuda sostenible, siendo a cierre de junio un 40%, lo que equivale a un 20% de la totalidad del patrimonio del fondo. El conjunto de sus emisiones son bonos verdes, exceptuando una emisión social, cuyos fondos de se destinarán a mitigar los severos impactos económicos y sociales causados directa o indirectamente por la pandemia COVID-19 en España, distribuidos de la siguiente forma: un 80% financiamiento y micro finanzas, 16% sanidad, 3% educación y finalmente 1% a vivienda asequible.

El valor de la inversión socialmente responsable en tiempo de COVID-19

Actualidad Economía sostenible Finanzas Mercados

El valor de la inversión socialmente responsable en tiempo de COVID-19

Durante el periodo excepcional que hemos vivido en estos meses a causa de la pandemia de la COVID-19 y que todavía continuamos viviendo, hemos comprobado que la inversión socialmente responsable (ISR) ha actuado como cobertura en episodios de fuerte volatilidad.

De hecho, la totalidad de los fondos de renta variable del Grupo Caja de Ingenieros han cerrado el mes de marzo con descensos sensiblemente menores a los índices de referencia, poniendo en relieve la calidad de los activos en cartera y la importancia de saber posicionar en compañías con modelos de negocio sólidos y sostenibles.… Continue reading

¿Por qué apostar por la gestión delegada?

Entrevistas Expertos Finanzas Mercados

¿Por qué apostar por la gestión delegada?

En el post de hoy, entrevistamos a Celia Benedé, directora de Distribución y Gestión Discrecional de Carteras de Caja de Ingenieros, con una trayectoria de más de 16 años en el sector. Celia nos habla de la situación de los mercados, de cómo identificar las oportunidades en el entorno actual y de por qué la gestión delegada se ha convertido en un servicio clave para la consecución de rentabilidad controlando el riesgo.

Continue reading

Se acentúa la divergencia entre activos financieros y economía real

Actualidad Expertos Finanzas Mercados

Se acentúa la divergencia entre activos financieros y economía real

Los principales activos de riesgo recuperaron buena parte de las pérdidas provocadas por la irrupción del coronavirus al calor de la estabilización de la situación sanitaria en algunos países, junto con el soporte de los estímulos monetarios y fiscales adoptados por la mayoría de economías a nivel mundial. A pesar de que el número de contagiados superan los 10 millones y de que el continente americano está sufriendo el periodo con mayor número de infectados, la propagación de la pandemia parece estar relativamente bajo control en los focos geográficos iniciales -Europa y China-, hecho que está permitiendo la reactivación de sus economías. Por otro lado, el pasado 7 de julio, la OMS confirmó que veintiuna vacunas se encontraban en fase de ensayo clínico.Continue reading

Perspectivas económicas y financieras 2020

Actualidad Finanzas Mercados

Perspectivas económicas y financieras 2020

Las perspectivas económicas y financieras para España, Europa y el mundo en general se han visto drásticamente impactadas por la crisis de la COVID-19 y las necesarias medidas de contención.

¿Cuáles han sido las consecuencias para la economía, la política monetaria y los mercados financieros?

El cierre parcial de la mayor parte de las economías mundiales, de forma simultánea durante varios meses, ha generado un shock temporal para la economía tanto desde el lado de la demanda como desde el de la oferta. Este impacto temporal ha generado una fuerte desaceleración económica a escala mundial.Continue reading

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close