Artículos guardados
Una vuelta a la escuela diferente, una mentalidad diferente

Actualidad Social

Una vuelta a la escuela diferente, una mentalidad diferente

La vuelta a la escuela siempre es uno de los temas más comentados de cara a septiembre, pero este año, debido a las circunstancias y al contexto que nos está tocando vivir por la COVID-19, es el tema protagonista por excelencia.

Algunas escuelas ya han empezado las clases y han retomado un nuevo curso casi seis meses después de que la modalidad presencial se diera por finalizada. Aunque todas las escuelas cuentan con protocolos de seguridad para garantizar la salud del alumnado y profesorado, este curso está marcado por una gran preocupación e incertidumbre. Aun así, y teniendo en cuenta que la salud es lo más importante, no tenemos que olvidar algo también básico: la sostenibilidad.

Durante el comienzo del curso pasado, publicamos un post en el blog con algunas ideas para volver al colegio de forma sostenible o zero waste. Ahora, dado que toda la atención está centrada en la pandemia y no tanto en el medioambiente, creemos que es importante añadir nuevas ideas para no olvidar la necesidad de ser sostenibles en todos los ámbitos de nuestra vida, incluso con coronavirus.

Consejos para una vuelta al colegio sostenible.

  • Mascarillas reutilizables. Ahora que la mascarilla forma parte de nuestra rutina diaria, y también lo será en el día a día de los niños en el colegio, consideramos que apostar por mascarillas reutilizables es lo más práctico a la vez que responsable. Una mascarilla quirúrgica solo tiene una duración de unas 4 horas, mientras que una reutilizable puede aguantar un número determinado de lavados y, por tanto, la duración es mayor. Recomendamos leer siempre el envoltorio. 
  • Alimentos ecológicos y eliminación de plásticos. Enseñar a los niños desde muy pequeños que el consumo de productos ecológicos y de proximidad es beneficioso para el planeta es muy importante. Ir a comprar con ellos y usar estos productos para el desayuno o la merienda en el colegio puede ser una buena opción. Así eliminamos determinados productos de la alimentación (como la bollería) que, además de dañar nuestra salud, están envueltos con plástico. Además, existen diferentes tipos de envoltorios sostenibles para llevar el desayuno o la merienda, como bolsas de tela o de plástico reutilizables.
  • Botella reutilizable. Las botellas de plástico deben pasar a mejor vida. Ya no es ninguna novedad que muchas personas usen botellas reutilizables de aluminio u otros materiales en su día a día. ¿Por qué no también los niños? Y es que una botella reutilizable puede durarnos años, mientras que una de plástico se deteriora y resulta nociva tanto para nuestra salud como para el medioambiente. 
  • Trayecto a la escuela: a pie o en bicicleta. Otra de las medidas que podemos adoptar en este nuevo curso es, siempre que se pueda, dejar aparcado el coche a la hora de llevar a los niños a clase. Así se evitan los atascos en la puerta del cole, se promueve el ejercicio físico y se reducen las emisiones de CO2. Otra buena opción puede ser el uso de la bicicleta, un tipo de movilidad muy beneficiosa para el planeta. Además, algunos colegios permiten aparcarla dentro.
  • Mochilas sostenibles. Una mochila puede cumplir una tercera misión, además de ser práctica y bonita: la función de ser un objeto responsable y sostenible. Y es que, hoy en día, hay muchas marcas y empresas que fabrican sus mochilas pensando en el medioambiente y en la sostenibilidad a partir de materiales como corcho, plásticos o cuero reciclados, o mochilas veganas con tejido ecológico.
  • Reutilización de libros y compra de libros de lectura en tiendas de segunda mano. Aunque muchos colegios tienen programas propios de reutilización de libros escolares, también recomendamos comprar los libros de lectura en tiendas de segunda mano. Cada vez son más familias las que recurren a esta práctica. Además de ahorrar dinero, no se desperdician tantos libros y, en definitiva, tanto papel.
  • Un huerto en el colegio. Aunque esto no depende directamente de los padres y las madres, puede ser interesante animar al colegio, a través de los docentes o del AMPA, a adoptar esta iniciativa. Quienes lo han probado hablan de algunos de sus beneficios: educar en el respeto del medioambiente; promover una alimentación saludable y un consumo de productos de temporada y de proximidad; y fomentar la responsabilidad de los alumnos y el trabajo en equipo, que ahora, en el contexto actual, será en grupos muy reducidos.

Leave a Comment

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close