Artículos guardados

Etiqueta: Banco Central Europeo

Cómo proteger su cartera de deuda pública y renta fija en un entorno de alza de tipos de interés

Actualidad Finanzas

Cómo proteger su cartera de deuda pública y renta fija en un entorno de alza de tipos de interés

A principios de noviembre se celebró la conferencia europea “Fixed Income Future Leaders Summit Amsterdam 2018”. En una de las mesas redondas, que trató sobre la problemática de “Cómo proteger su cartera de deuda pública y renta fija en un entorno de alza de tipos de interés”, participó Bas Fransen, director de Mercado de Capitales del Grupo Caja de Ingenieros, junto con especialistas de gestión de renta fija de entidades como JPMorgan, Amundi Asset Management, TD Securities y MN Asset Management.

Aunque el debate se centró en la problemática de la gestión de carteras institucionales, se comentaron múltiples aspectos de interés para los inversores en general como, por ejemplo, ¿cuál será el impacto del fin del Programa de Compra de Activos (Quantitative Easing) del Banco Central Europeo?

El pasado mes de junio, el presidente Draghi anunció que en diciembre de 2018 finalizarán las compras netas de deuda pública, renta fija corporativa, cédulas hipotecarias y titulizaciones realizadas desde marzo 2015 dentro del mandato del Programa Quantitative Easing (QE). Según este programa, el BCE ya ha comprado hasta la fecha un importe de 2.500.000 millones de euros. Desde el pasado mes de septiembre, el BCE realiza compras por importe de 15.000 millones de euros mensuales.

deuda pública y renda fija

¿Cuál será el impacto de esta modificación de la política monetaria del BCE?

Miremos los detalles del QE

Desde su inicio en marzo de 2015, el importe total comprado por el BCE equivale al 22% del PIB de la eurozona. El total de deuda comprado por el BCE es aproximadamente un 25% del total de deuda pública emitida de países de la eurozona y un 15% de la renta fija corporativa emitida. Al finalizar este año 2018, el BCE habrá realizado compras de deuda pública prácticamente equivalentes a la emisión neta (nueva emisión menos las amortizaciones) de los Tesoros Públicos de países como España o Italia.

Por tanto, el fin del QE del BCE tendrá un impacto considerable en la deuda pública y renta fija en el sentido de que desaparece un fuerte comprador del mercado. Aunque posiblemente no deberíamos hablar de desaparecer, ya que el BCE ha anunciado que, una vez finalizadas las compras netas en diciembre de 2018, continuará reinvirtiendo los vencimientos de deuda que tiene en su cartera. Estos flujos de reinversión continuarán siendo elevados: un análisis de los vencimientos indica que el BCE renovará compras por importe de aproximadamente 15.000 millones de euros mensuales durante los años 2019 y 2020, un importe equivalente a las compras netas de estos últimos tres meses del año.

deuda pública y renda fija

Con el QE y su política monetaria expansiva en general, el BCE creó una situación de tipos de interés negativos o muy bajos en los mercados y, además, una sensación de protección entre los inversores, que, a su vez, generó la necesidad y la voluntad (sobre todo entre inversores institucionales, pero también entre los minoristas) de asumir mayor riesgo en sus inversiones en renta fija. La tendencia de búsqueda de rentabilidad se tradujo en mayores flujos de inversiones en títulos a más largo plazo, en renta fija en divisa extranjera, en renta fija corporativa con ratings inferiores a investment grade o en títulos con menores garantías como bonos subordinados o participaciones preferentes.

Por todas estas razones, el fin del QE del BCE tendrá un impacto trascendental en las estrategias de inversión de los diferentes inversores que deben enfrentarse a tipos de interés y diferenciales de crédito más elevados. Sobre todo porque el inicio de la normalización de la política monetaria en la eurozona se produce en un momento en el que otros bancos centrales globales también han iniciado su gradual retirada de los estímulos monetarios.

Pero existen factores que hacen pensar que este cambio estructural en los mercados de deuda pública y renta fija será gradual. Por un lado, porque el BCE ha anunciado que los tipos de interés se mantendrán bajos durante un tiempo prolongado. Concretamente, Draghi declaró que “… el BCE espera que los tipos de interés se mantendrán en los niveles actuales como mínimo hasta verano de 2019, y en cualquier caso durante el tiempo que sea necesario para asegurar la continua convergencia de la inflación a niveles que están por debajo pero cerca del 2%…”. Y por otro, como ya hemos comentado anteriormente, porque el BCE continuará reinvirtiendo los vencimientos en su cartera y porque continuará inyectando liquidez a través de sus distintas subastas de liquidez al sistema financiero.

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close