Artículos guardados
Día Internacional de las Cooperativas

Cooperativo

Día Internacional de las Cooperativas

Día Internacional de las Cooperativas

Entrevista al Sr. Joan Cavallé, director general de Caja de Ingenieros

Con motivo del Día Internacional de las Cooperativas Respon.cat ha entrevistado a Joan Cavaller, director general de Caja de Ingenieros.

Joan Cavaller afirma que “en un contexto financiero disruptivo como el que estamos viviendo, se desarrollan nuevas iniciativas de contenido social en el futuro

¿Cuál es la clave del éxito de Caja de Ingenieros?

El propio modelo societario cooperativo explica en gran medida la trayectoria de Caja de Ingenieros durante sus 50 años ofreciendo servicios financieros y aseguradores a nuestros socios.

Por otra parte, considero otra clave del éxito las dos grandes palancas que orientan nuestra gestión: la consideración del beneficio como un medio, pero no un fin en sí mismo, y el enfoque centrado en el servicio al socio y su satisfacción.

Es por ello que la Entidad ha perseverado siempre en la escucha a las necesidades de los socios que son la razón de ser del Grupo y, por lo tanto, ha evitado las actividades que han deteriorado a buena parte del sector financiero.

¿Cómo afecta en la relación con los clientes y la sociedad el hecho de ser una cooperativa?

El hecho de ser una cooperativa aporta unos elementos diferenciales teniendo en cuenta que los socios son, al mismo tiempo, propietarios y usuarios de los servicios. Desde la óptica de la primera vertiente -propietarios- es evidente que todos ellos aportan recursos de capital y, por lo tanto, la gobernanza de la cooperativa también considera de forma destacada su solidez financiera y la sostenibilidad de las actividades del servicio.

Además, la propiedad supone que su participación en la gestión de la Entidad es muy intensa a través de la Asamblea General como máximo exponente, pero también en el día a día como usuarios de los servicios, ya que expresan de forma continua sus necesidades y prioridades. Esto explica la intensa escucha de los socios por parte de los gestores y es, sin duda, un factor diferencial y de fortaleza del modelo societario cooperativo frente a otros.

Podemos extender a la sociedad el mismo concepto anterior como resultado de que una cooperativa es una iniciativa social y, en definitiva, constituye una comunidad que, en nuestro caso, tiene un amplio, que no exclusivo, alcance profesional.

¿De qué manera ha integrado Caja de Ingenieros la responsabilidad social en su gestión?

No entendemos la responsabilidad social de otra manera que no sea emergente de la gestión. La gestión la podemos describir como aquello que explica lo que haces y cómo lo haces. La gestión, por lo tanto, la entendemos a partir del por qué hacemos las cosas, de cómo las hacemos, y la respuesta a estas preguntas es tan fácil como entender que toda la voz la tienen los socios, que son los que han creado y hacen posible la existencia y crecimiento de Caja de Ingenieros.

Por tanto, la responsabilidad social se convierte en un acto de coherencia de los gestores con respecto a los deseos de los socios. Por consiguiente, la responsabilidad social en nuestra Entidad no se trata como un tema de imagen, sino como un reto constante de proximidad al socio y, evidentemente, a la sociedad.

Visto en perspectiva, ¿cómo tenemos que valorar el impacto en el sistema financiero catalán de la desaparición del rico entramado de cajas de ahorro?

Creo que lo tenemos que valorar como una pérdida irreparable en el corto plazo. Las cajas de ahorro eran las primas hermanas de las cooperativas de crédito y, por lo tanto, en Cataluña representaban el sector financiero más mayoritario considerando la tradición de banca de raíz social. Estoy convencido de que la banca cooperativa irá ganando espacio porque la demanda de este tipo de propuesta es muy relevante y creciente.

Nosotros pensamos que tenemos por delante un camino muy ancho por recorrer y estamos convencidos de que, en un contexto financiero disruptivo como el que estamos viviendo, se desarrollarán nuevas iniciativas de contenido social en el futuro. Y esto nos da una gran perspectiva de futuro.

¿Se percibe una demanda creciente de finanzas éticas por parte de empresas y particulares?

Se trata de un movimiento que no para de crecer y que se extiende a diferentes grupos de interés: inversores individuales, institucionales, empresas, particulares, ONG e, incluso, administraciones públicas que están solicitando saber cuáles son los valores con los que las empresas, también las de servicios financieros, prestan sus servicios o realizan su producción. La crisis financiera puso de manifiesto una falta de valores en diferentes ámbitos del sector financiero.

Esto ha supuesto también que los contribuyentes hayan tenido que afrontar buena parte del rescate del sector, y es evidente que la respuesta de la sociedad es firme y clara. En cualquier caso, nosotros consideramos que poner etiquetas como la de ética no es el mejor camino. Lo que asumimos es que hace falta que cada agente explique claramente cuáles son sus valores y que los agentes sociales decidan a quién otorgan su confianza.

¿Cómo visualiza la contribución del sector financiero a la agenda de desarrollo sostenible?

Este es un tema que tiene una doble vertiente: por un lado, tiene una repercusión social muy relevante, pero, al mismo tiempo, es de una complejidad máxima. El sector financiero tiene que estar implicado porque será necesario canalizar muchos recursos hacia inversiones en mejora de la sostenibilidad, ya que los Estados, mediante la política fiscal y/o las subvenciones y los incentivos, no serán capaces de canalizar los recursos suficientes.

Es imprescindible para abordar las finanzas de la sostenibilidad que se desarrolle una taxonomía que establezca claramente qué es y qué no es sostenible. Hace falta trabajar en el análisis del impacto del cambio climático sobre los activos y desarrollar métricas de evaluación y medida de estos riesgos y, por lo tanto, de evaluación del coste de la financiación de los activos sostenibles, y comprobar si estas inversiones justifican un “Green supporting factor” que reduzca el consumo de capital de las entidades financieras como medida de incentivo para estas para afrontar financiación.

Finalmente, se tendrán que elaborar metodologías para la incorporación de los criterios de sensibilidad de los inversores en sus inversiones financieras, campo inexplorado por la directiva MiFID II.

Todo esto está, además, alineado con los objetivos de desarrollo sostenible y la agenda de las Naciones Unidas para su cumplimiento. En este caso, concretamente, el sector financiero tiene que llevar a cabo estrategias que favorezcan el desarrollo sostenible y aborden las necesidades ambientales y sociales por su capacidad catalizadora para impulsarlas. Y esto se lleva a cabo a través de la captación e inversión en fondos que incluyan aspectos ESG y desarrollando proyectos alineados con los ODS.

La banca que apueste por la sostenibilidad tendrá la capacidad de convertirse en la abanderada de estos objetivos, incluyéndolos en su estrategia corporativa y de inversión y fomentando su inclusión entre sus inversores, clientes y empresas a los que facilitan financiación. Con esta agenda se conseguirá que el sector financiero sea la palanca de activación y de impulso para otros sectores que repercutirá en la economía real.

Como puede ver, no es una agenda sencilla la que tenemos por delante, y es evidente que, más allá de la popularidad de las finanzas sostenibles, es necesario un gran rigor técnico y abordar la complejidad de esta nueva rama de las finanzas.

En Caja de Ingenieros estamos trabajando intensamente y ya disponemos de diferentes instrumentos que permiten financiar con condiciones muy favorables inversiones en eficiencia energética de nuestros socios (personas y empresas), así como los fondos de inversión y pensiones (los primeros creados en España) que invierten en empresas con criterios ESG y de respeto por el medio ambiente, que no solo aportan una performance financiera individual destacada, sino también una reducción de la huella de carbono muy relevante de la que todos nos beneficiamos.

¿Qué retos tiene por delante Caja de Ingenieros en términos de responsabilidad y sostenibilidad?

Uno de los retos que tenemos es contagiar no solo a nuestros empleados –que ya tienen muy interiorizado el valor de la responsabilidad y la sostenibilidad-, sino también a nuestros socios y, consecuentemente, a la sociedad en los ámbitos donde podemos tener influencia.

Igualmente, creemos que a través de colaboraciones con terceros podemos ir haciendo extensible esta apuesta por la responsabilidad y la sostenibilidad. De hecho, considero que aquellas empresas que no lleven a cabo una gestión responsable tienen complicada su supervivencia a largo plazo.

Y por último, pero no menos importante, queremos identificar las prácticas del Grupo que contribuyen a la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible para integrarlas en la estrategia como guía de acción.

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close