Artículos guardados
Mercados financieros y psicología de los inversores

Finanzas

Mercados financieros y psicología de los inversores

Análisis semestral de los mercados y cómo afrontar correcciones a largo plazo.

A principios de año, mostrábamos nuestro optimismo en torno a la posible mejora en las valoraciones de los activos de renta variable (a nuestro entender se había registrado una excesiva corrección de sus cotizaciones durante el mes de diciembre de 2018). Dicho de otra manera, entendíamos que los eventos políticos (guerra comercial) habían ejercido una elevada presión a la baja sobre las cotizaciones de mercado de su valoración real, si tuviéramos en cuenta su actividad puramente empresarial: ventas, deuda, tipos de interés bajos, bajas tasas de impagos, necesidades de inversiones estructurales (CAPEX), …

Es importante recordar que a principios de año eran muchas las amenazas que acechaban el mercado: la guerra comercial entre EE.UU. y China; las negociaciones sobre el BREXIT; el pulso italiano contra las instituciones europeas; las negociaciones en materia de desnuclearización entre EE.UU. y Corea del Norte; la proliferación de los movimientos euroescépticos en países como Italia, Holanda o Francia, y las recientemente incrementadas tensiones entre EE.UU. e Irán.

Ante un escenario tan adverso, se podría pensar que los mercados de renta variable se podrían desplomar y, al mismo tiempo, los activos refugio podrían haber incrementado mucho su valor. Pues bien, si tomamos perspectiva y observamos los datos desde principios de año, lo cierto es que algunas suposiciones se han cumplido y otras no.

Como explicaremos a continuación, los mercados de activos más conservadores han registrado movimientos al alza de los precios, mientras que los mercados más arriesgados también lo han hecho. Esto puede venir motivado por el perfil del inversor medio que interviene en estos mercados: en primer lugar, un inversor mucho más conservador y por tanto mucho más sensible a las correcciones, y en segundo lugar, uno con mayor capacidad de asumir pérdidas latentes temporales, siempre que el resultado a largo plazo sea positivo. Es muy importante destacar el componente psicológico de los inversores, que sin duda tienen un gran efecto en el comportamiento de los mercados.

Renta fija y activos refugio:

Hace ya algunos meses que la renta fija se encuentra en un claro canal ascendente en términos de precio, lo que empuja su rentabilidad a la baja. Este comportamiento se puede interpretar como un movimiento estructural ligado a la evolución de las negociaciones entre EE.UU. y China, o a la situación política en Europa, y la falta de inflación. En todo caso, parece cierto que la búsqueda de seguridad por parte de los inversores más conservadores hace que se destine parte de sus ahorros a activos que, aunque ofrecen rendimientos potencialmente negativos, aportan determinadas garantías de devolución otorgadas por los emisores, por ejemplo, el Estado alemán (Rating S&P AAA).

A continuación se observa la evolución de la rentabilidad del Bund alemán desde hace un año, y cómo esta ha caído por un aumento de la demanda de este activo refugio llevándolo a la zona de rentabilidad negativa en los últimos meses. Como se observa, algunos inversores han apostado por invertir en este activo, si bien su rendimiento es negativo, buscando la garantía de devolución del nominal de la inversión (en este caso recibirán menos dinero del inicialmente invertido).

Mercados financieros

Fuente Bloomberg

Otro activo refugio por excelencia, el oro, ha registrado también una evolución alcista en su precio de mercado.

A principios de año, la onza de oro se situaba en niveles cercanos a los 1200 $, y desde el incremento de las hostilidades entre EE.UU. y China, así como desde la caída de los tipos de interés, no ha dejado de incrementar su valoración, marcando un máximo de 1419 $/onza hace escasas sesiones. El gráfico que se adjunta a continuación detalla la evolución registrada y cómo la posibilidad de reducir tensiones puede empujar el precio de nuevo a niveles más cercanos a los 1350 $/onza.

Mercados financieros

Fuente Bloomberg

Renta variable:

Un posible escenario era que se prolongasen las correcciones del cierre del año pasado, pero lejos de ello los principales mercados han mostrado una elevada fortaleza, sin embargo las revisiones a la baja de los ritmos de crecimiento mundial se han dado por válidas incluso llegando a provocar que en los últimos meses las políticas de los Bancos Centrales se hayan vuelto a situar en un entorno acomodaticio. Esta nueva intervención de los Bancos supone un soporte al crecimiento de los principales mercados. Como muestra de ello, detallamos a continuación la rentabilidad acumulada de los principales índices desde inicios de año:

Mercados financieros

Fuente Bloomberg

Pero no todo es blanco o negro; en este sentido, es interesante evaluar que no todos los sectores se han comportado de la misma manera. La variación en la hoja de ruta de los Bancos Centrales con una visión más acomodaticia hace que sectores como el financiero sufran en mayor medida de lo que se esperaba a principios de año (cuando se esperaban incrementos en los tipos oficiales). Otro sector que refleja un mal comportamiento interanual es el de telecomunicaciones. En términos generales, los comportamientos registrados en este primer semestre del año en Europa podrían sorprender a cualquiera después de todo lo comentado anteriormente.

A continuación, se muestra una gráfica que muestra la evolución en términos porcentuales (base 1 desde enero de 2019) de los principales sectores que componen el Eurostoxx 600:

Mercados financieros

Sectores Eusotsoxx 600. Fuente Bloomberg

Como se puede observar, prácticamente la totalidad de los sectores europeos han registrado, en este inicio de año, un comportamiento positivo, y en determinados sectores como el de la alimentación, la tecnología, la construcción o la ingeniería se han acumulado rendimientos superiores al 20 %.

Conclusiones:

Acabamos de ver cómo el comportamiento de los mercados está claramente influenciado por el componente psicológico de los agentes que intervienen y, por tanto, dependiendo de nuestros objetivos, deberemos ser más o menos cautos.

En este sentido, y aunque parezca contradictorio, los inversores con menor capacidad de asumir riesgo son los que más sufren en momentos de corrección. Al ser capaces de asumir menores pérdidas suelen vender antes que otros que pueden esperar a que los mercados se recuperen, dado que tienen una visión a más largo plazo y que una caída puntual no les afecta si se logra el objetivo a vencimiento.

Una manera de afrontar estas correcciones de mercados bursátiles, aunque mentalmente nos generen rechazo, es la de tener una visión a largo plazo y realizar aportaciones de forma recurrente a nuestro plan de inversiones. De este modo, si el mercado cae, podremos comprar a mejor precio y a largo plazo recogeremos mayores rendimientos en estas partidas.

Para ello es de vital importancia la planificación y la consistencia para llegar a nuestros objetivos dado que:

  • Si hubiéramos hecho caso a los temores que auguraban la prolongación de las correcciones de diciembre de 2018 en los mercados de renta variable nos hubiéramos posicionado en liquidez, y como consecuencia, en estos momentos tendríamos grandes dificultades para encontrar activos de renta fija que nos aportaran rentabilidades positivas.
  • Por otro lado, nos hubiéramos perdido la recuperación de los mercados bursátiles registrada este semestre.
  • Por último, y como consecuencia inmediata, hubiéramos perdido poder adquisitivo por mantener posiciones en liquidez.

En el gráfico que se muestra a continuación se observa cómo al producirse fuertes correcciones en los mercados, se reduce la probabilidad de que estas sigan a largo plazo, iniciándose normalmente un periodo de recuperación. De ahí la importancia de mantener las posiciones invertidas para no perderse la recuperación:

Mercados financieros

Fuente Perspectivas 1er Semestre 2019 Caja de Ingenieros

También es vital el seguimiento de las posiciones invertidas y, en el momento preciso, tomar decisiones adecuadas al entorno de mercado, ya que ninguna inversión está exenta de riesgo y por lo tanto siempre podemos sufrir pérdidas que pueden ser de elevada cuantía.

Por este motivo, en Caja de Ingenieros ponemos a su disposición a nuestro equipo de profesionales para realizar un acompañamiento integral de sus ahorros:

  • Construimos carteras diversificadas de inversión adecuadas a las necesidades del mercado y a sus requerimientos de riesgo y liquidez.
  • Planificamos sus ahorros futuros ayudándole a determinar qué importe debe destinar a sus ahorros mensuales para lograr sus objetivos financieros (jubilación, ahorro, estudios, hijos, adquisición de un activo, …).
  • Ayudamos a minimizar sus riesgos mediante seguros adecuados a sus necesidades, cubriendo los riesgos reales con las cuotas más ajustadas.
  • Financiamos el incremento de su patrimonio en condiciones cooperativistas.

Leave a Comment

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close