Artículos guardados
Premios Emprendimiento: un reconocimiento a la innovación al servicio de la sociedad

Fundación

Premios Emprendimiento: un reconocimiento a la innovación al servicio de la sociedad

8 convocatorias. 1.050 emprendedores buscando una oportunidad. Más de 240.000 euros invertidos en hacer posible sus sueños. Los Premios Emprendimiento de la Fundación Caja de Ingenieros llegan en 2021 a su novena edición con el mismo espíritu con el que nacieron: impulsar el talento y la inquietud por crear nuevas soluciones ante retos actuales. A lo largo de estos años, hemos apoyado a proyectos muy diversos, pero todos tenían en común, además de las mochilas de esfuerzo e ilusión de quienes los presentaban, la utilización del ingenio y la innovación para mejorar nuestras vidas.

La sostenibilidad ha sido, sin duda, un sello recurrente de las propuestas ganadoras, lo que es un signo de la sensibilidad medioambiental no solo de la Fundación, sino también de una nueva generación de emprendedores y emprendedoras que han decidido que si por algo vale la pena esforzarse es por salvar el planeta. En esta línea, en 2015, el proyecto ganador fue el de AEInnova, con un sistema autoalimentado sin hilo (sin baterías) de sensorización de procesos y maquinaria y otro de recuperación del calor residual de estos, ambos con tecnología basada en el efecto termoeléctrico. Según su CEO, David Comellas, el premio les sirvió para “forjarse una credibilidad que les ha ayudado a convencer a potenciales clientes para que prueben los equipos en sus instalaciones”.

La sostenibilidad también es uno de los valores intrínsecos de ColorSensing, la spin-off de la Universitat de Barcelona ganadora de la edición de 2019 del certamen de emprendimiento. Por eso, tal y como explica la CEO María Eugenia Martín, decidieron estudiar cómo podían aplicar una tecnología de reconocimiento y corrección automática del color a la lucha contra el desperdicio alimentario. Dos años después, están probando un packaging que, mediante etiquetas inteligentes, mejora los controles de calidad y seguridad de los productos, con lo que se evita que muchos de ellos acaben en la basura. La misma sensibilidad ambiental empujó al equipo de Oimo, la start-up ganadora del más reciente de los galardones de emprendimiento, a desarrollar biomateriales marinos degradables para sustituir embalajes y productos de plástico de un solo uso. Albert Marfà, cofundador y CEO, asegura que “el importe del premio se ha destinado principalmente a I+D e industrialización para llegar más rápido al mercado con sus soluciones”.

Hacia un modelo más verde

La ingeniería tiene un papel clave en la transición hacia una economía circular y, en este sentido, la Fundación reconoció la labor de BCIRCULAR al concederle el Premio Emprendimiento en 2016. Esta start-up del área cleantech desarrolla materiales avanzados a partir de todo tipo de composites de fibra de carbono que han acabado su vida útil. Este galardón, tal y como reconoce su CEO, Oriol Grau, fue uno de los primeros premios que recibieron y “fue vital para llevar a cabo inversiones en equipos y en ensayos”, así como para generar confianza en sus impulsores. En esta misma línea de avanzar hacia un futuro más verde trabaja Bioo, la empresa ganadora del Premio Emprendimiento de 2016. En su caso, la actividad que desarrolla se basa en generar electricidad a partir de las plantas . Tal y como reconoce su director de Marketing y Comunicación, Luca Dell’Oro, el respaldo de la Fundación Caja de Ingenieros les ayudó en imagen y reconocimiento.

Más allá de la sostenibilidad, los Premios Emprendimiento también han dado un empujón a proyectos orientados a mejorar el bienestar de las personas, especialmente de las más vulnerables. En la edición de 2017, la empresa Insulcloud obtuvo el galardón por el desarrollo de una solución para el control integral de la diabetes, que se compone de una aplicación móvil, de un dispositivo patentado para la pluma de insulina y de un smartwatch. Su CEO, José Luís López, que recuerda las dificultades para que un nuevo producto llegue al mercado, anima a otros emprendedores y emprendedoras a presentarse al certamen de la Fundación porque “da una gran visibilidad al esfuerzo y a los logros obtenidos hasta el momento”.

Industria 4.0, un nuevo giro a la competitividad

Por último, la Fundación ha reconocido también la aportación de proyectos que han logrado mejorar la competitividad de la industria mediante la innovación en los procesos. Por eso, en 2017 se premió a MESbook, un sistema de gestión de fábricas en tiempo real estandarizado para cualquier industria que permite controlar, comunicar, aprender y predecir para fabricar más, mejor y más barato. Sus socios fundadores, Diego Sáez de Eguílaz, Fernando Molinuevo y Pablo Rodríguez, recuerdan que el reconocimiento les llegó cuando aún estaban consolidándose como equipo y como proyecto y valoran el impulso que supuso a su visibilización.

Con la misma voluntad de apoyar el talento y la excelencia profesional, la Fundación Caja de Ingenieros ha lanzado ya la novena convocatoria del Premio Emprendimiento para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. En esta ocasión, se pondrá un foco especial en industria 4.0, movilidad sostenible y ciudades inteligentes, medioambiente y energía, innovación/economía circular y alta tecnología. Los proyectos pueden presentarse hasta el 31 de octubre de 2021.

Consultar las Bases del Premio Emprendimiento 2021 Fundación Caja de Ingenieros.

Leave a Comment