Artículos guardados
¿Cómo abordar el teletrabajo en tiempos de coronavirus?

Actualidad

¿Cómo abordar el teletrabajo en tiempos de coronavirus?

En uno de nuestros artículos explicamos cómo el coronavirus nos ha llevado al confinamiento y, consecuentemente, a instalar nuestro puesto de trabajo en el salón de nuestras casas. Gran parte de la sociedad española está ahora realizando telework o trabajo desde casa, pero en unas condiciones extraordinarias e inusuales: niños en casa, imposibilidad de salir a la calle, dificultad para desconectar, etc.

Estas condiciones hacen que el teletrabajo que conocíamos hasta el momento cambie a una nueva modalidad desconocida a causa del confinamiento.

En este artículo traemos una serie de recomendaciones para abordar el trabajo de la mejor manera posible teniendo en cuenta las circunstancias actuales. Está claro que la forma de abordar el teletrabajo cambiará si tienes hijos o niños a tu cargo o no así que hemos querido tener en cuenta ambos casos.

ABORDAR EL TELETRABAJO EN CONFINAMIENTO Y CON NIÑOS EN CASA

  1. El primer mandamiento es rebajar tus expectativas. En Internet encontrarás millones de guías sobre el teletrabajo y la conciliación familiar y, aunque algunas recomendaciones pueden funcionar, ninguna de estas medidas es plenamente eficaz porque con los niños nunca se sabe. Así que, explícale a tu empresa con franqueza cuáles son tus condiciones laborales para que la exigencia de tu actividad se adecue a estas y no te exijas más de lo que realmente podrás dar.
  2. Establece unos horarios y rutinas. Hay que tener en cuenta que, en ocasiones, esto resulta prácticamente imposible porque pueden surgir imprevistos que no te esperabas durante el día: niños que reclaman tu atención más de lo habitual, un email inesperado… Así que, ante este punto diríamos que la única regla es ser flexible. Márcate unos horarios y unas rutinas, pero, si no cumples, no te agobies.
  3. Plantea actividades a los niños que les vayan a ocupar bastante tiempo. Hacer puzles, manualidades, experimentos o mirar una película son buenas opciones que pueden hacer de forma autónoma y harán que estén concentrados durante algunas horas y tú tengas tiempo para centrarte en tu trabajo diario. En Internet hay muchas opciones que puedes tomar de referencia, pero nuestra recomendación es que intentes elegir una actividad que no te complique la vida y se gire en tu contra, a veces algunas actividades son demasiado complicadas para los niños y te pedirán ayuda… el objetivo no es ese.
  4. Aprovecha su tiempo de hacer deberes o de dormir como tus horas de más concentración. Las primeras horas del día en las que todavía duermen o están más relajados pueden ser tu mejor opción. Otra buena idea es trabajar al mismo tiempo: mientras ellos hacen sus tareas del colegio, haz tú las tuyas.

ABORDAR EL TELETRABAJO, UNA GUIA PARA TODO EL MUNDO

  1. Uno de los puntos más importantes es, sin duda, cumplir con tus horarios. Al trabajar desde casa no siempre se sabe cuándo parar. Es imprescindible marcarse un horario de inicio y fin de la jornada, así como marcar los momentos de descanso durante el día. Esto es básico para que tu mente desconecte y te centres en otras cosas que no sean trabajo.
  2. Vístete para empezar la jornada laboral. Está demostrado que vestirse afecta directamente al estado de ánimo y actitud, especialmente en momentos como este, en el que pasamos todo el día en casa. Así que quítate el pijama y ponte ropa para trabajar. Una opción es ponerse ropa cómoda con la que no te moleste estar en casa, pero que ayude al ánimo y a la productividad.
  3. Trabaja siempre en el mismo lugar y mantén un orden. Instálate en un lugar cómodo, luminoso y lo más tranquilo posible para abordar la jornada y mantén el espacio limpio y ordenado durante las horas en las que trabajes y cuando termines para encontrarlo bien al día siguiente. Esto hará que tu concentración aumente y los niveles de ansiedad que puede causar el confinamiento disminuyan o estén más controlados.
  4. Márcate objetivos y comunícate con tu equipo. Tener marcados unos objetivos ayuda a mantener la concentración y a conseguir resultados. Además, la comunicación entre los miembros del equipo también favorece la efectividad en el trabajo.
  5. Cuando termine tu jornada, apaga el ordenador de la empresa y comienza una rutina de ejercicio. En Internet hay una gran oferta de videos para hacer ejercicio en casa. Sin necesidad de tener material puedes gastar energía, trabajar tu cuerpo, tu mente y en definitiva desconectar del trabajo y, lo más importante, de la situación tan dura que estamos viviendo.

 

Leave a Comment

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close