Artículos guardados
Coronavirus y consumo de energía en nuestros hogares

Actualidad Economía sostenible

Coronavirus y consumo de energía en nuestros hogares

El coronavirus, la declaración del estado de alarma posterior y el confinamiento de la población han traído algunas ventajas a nivel global en cuanto al consumo DE energía. Este ha descendido de forma notable a causa de la paralización de gran parte de la industria. En España, esta caída se aprecia especialmente en grandes núcleos urbanos de la Comunidad de Madrid y Cataluña, donde se han registrado bajadas de más del 10 %.

Como ya avanzamos en un artículo anterior de nuestro blog, el descenso en el consumo de energía también se ha visto reflejado en una bajada de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Además, las restricciones de movilidad y el descenso de traslados aéreos también han contribuido positivamente. Por último, es importante destacar que el consumo de gasolina se ha reducido hasta un 82 %.

Si una cosa está clara es que este necesario confinamiento ha alterado nuestros hábitos cotidianos y nos ha obligado a quedarnos en casa y a cambiar, también, nuestra manera de consumir. Aunque a nivel global se ha visto una reducción del consumo energético, en los hogares ha ocurrido lo contrario. Es sencillo: cuanto más tiempo en casa, más energía consumimos. De hecho, durante estos meses sufriremos un encarecimiento del recibo que rondará entre los 15 y 30 euros.

El uso del horno, del microondas, de la vitrocerámica, de la televisión y de otros aparatos electrónicos, que permanecen durante más tiempo encendidos, es el principal causante de este encarecimiento. Además, ahora la demanda es mayor por la mañana, lo que ha modificado las pautas de consumo de energía.

En este artículo os traemos una serie de consejos que nos ayudarán a ahorrar energía durante el confinamiento y también después de este.

8 CONSEJOS PARA AHORRAR ENERGÍA DURANTE EL CONFINAMIENTO
  1. Baja la temperatura con la que lavas la ropa. Lavar la ropa a 40 ˚C en lugar de hacerlo a 60. En este punto hay que tener en cuenta que el virus puede sobrevivir horas o incluso días en según qué materiales, incluida la ropa. Por ello se recomienda un lavado a una temperatura de entre 60 y 90 grados de la ropa que tenga contacto con el exterior. La que utilizas para estar en casa, pijamas, sábanas, toallas y demás será mejor lavarla a 40 grados.
  2. Si tienes la posibilidad, renueva los viejos electrodomésticos. Los nuevos consumen menos energía.
  3. Ajusta la temperatura del frigorífico. Una temperatura interior de 5 ˚C en el frigorífico y de -18 ˚C en el congelador es más que suficiente para conservar los alimentos.
  4. Instala aireadores de grifos y duchas. Estas piezas te ayudarán a ahorrar un 50 % de agua.
  5. Opta por bombillas de bajo consumo. Estas utilizan entre un 50 y un 80 % menos de energía que una bombilla normal incandescente para producir la misma cantidad de luz.
  6. Prescinde del horno y apuesta por otros electrodomésticos. El microondas, por ejemplo, gasta alrededor de un 60 % menos.
  7. Evita las excursiones a la nevera. Cada vez que lo abrimos, el frigorífico necesita recuperar su temperatura y se desperdicia hasta un 7 % de la energía acumulada.
  8. Apaga la calefacción o ajústala. La temperatura ideal para la calefacción en espacios cerrados se sitúa entre 20 y 21 ˚

Leave a Comment

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close