Artículos guardados
La importancia de la alimentación saludable

Actualidad

La importancia de la alimentación saludable

La alimentación saludable y equilibrada es de vital importancia a la hora de aportar al organismo los nutrientes esenciales y la energía necesaria para mantener nuestro bienestar físico y prevenir las enfermedades. La alimentación saludable debe ser rica en frutas, verduras, hortalizas, cereales, legumbres y baja en grasas y se recomienda comer como mínimo 5 porciones diferentes de frutas y verduras al día.

A la hora de perder peso también es importante evitar el sedentarismo y realizar ejercicio de forma regular, adaptado a las condiciones de cada persona. La actividad física nos ayuda a quemar el exceso de calorías ingeridas.

Y sobre todo queremos recordar que para que una dieta sea realmente eficaz debe incluir todos los nutrientes necesarios para el organismo. Siempre se debe realizar bajo estricta supervisión médica o de un nutricionista y se pueden conseguir resultados definitivos si se acompaña de un trabajo de reeducación en los hábitos alimentarios.

La obsesión por la delgadez y sus efectos en la salud

El culto al cuerpo se ha practicado desde la antigüedad, aunque desde hace unas décadas se ha convertido en una obsesión. La industria de la moda y de la belleza son responsables en gran medida de fomentar la delgadez como símbolo del cuerpo perfecto y llegan incluso a falsear imágenes para adaptarlas a este cánon de belleza. Como resultado, miles de personas, en su gran mayoría mujeres, han buscado ajustar su cuerpo a estos estándares a través de las llamadas “dietas milagro”, a las que recurren de forma periódica sin tener en cuenta las consecuencias negativas que pueden generar en el organismo.

En España, a un 65% de la población le gustaría adelgazar y más del 45% ha realizado dieta en algún momento de su vida. Sin embargo, poco se tiene en cuenta que las dietas que nos prometen perder peso en poco tiempo suelen generar desequilibrios en el organismo que pueden afectar a la salud, ya que durante ese periodo no se consumen alimentos variados que proporcionan los nutrientes necesarios para vivir de una forma saludable. Es posible que, si se cumple la dieta y no se abandona (como suele ocurrir en un gran porcentaje de los casos porque nos aburre comer siempre lo mismo), consigamos adelgazar. Pero esta pérdida de peso se hace a través de la pérdida de líquidos y masa muscular, no de grasa, que es lo que realmente interesa. Y en la mayoría de los casos se suele producir el llamado “efecto rebote”, con el que se recupera el peso, incluso más que antes de la dieta, en poco tiempo.

Llevada al extremo, la obsesión por la delgadez ha tenido consecuencias muy graves: trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia han aumentado de forma drástica en las dos últimas décadas: los datos revelan que hoy en día afectan ya a una de cada cuatro mujeres y la cifra aumenta también, aunque lentamente, en los hombres jóvenes.

En el año 1992, esta obsesión por el culto al cuerpo y sus consecuencias físicas y emocionales llevaron a la feminista Mary Evans Young a instaurar el 6 de mayo como el Día Internacional Sin Dietas, para luchar contra las imposiciones de la imagen que fomenta la sociedad y alertar sobre el peligro de las “dietas milagro”. Si quieres saber más te invitamos a seguir los consejos del blog interesmutuo.es  de la Mútua General de Catalunya.

Leave a Comment

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close