Artículos guardados
¿Qué es el sandbox regulatorio?

Actualidad Finanzas

¿Qué es el sandbox regulatorio?

Un sandbox regulatorio es un espacio destinado a la ejecución de pruebas de forma controlada, con duración limitada y para un objetivo concreto. Estas pruebas se realizan con clientes reales sobre un prototipo completamente funcional y preparado para iniciar su actividad en el mercado.

Tienen como objetivo único verificar el nivel de cumplimiento regulatorio y se hacen en colaboración con el supervisor (Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores o Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones) con la idea de disponer de seguridad jurídica para operar en el mercado.

¿Cuándo entra en vigor el sandbox regulatorio?

El sandbox regulatorio llega a España en 2020 con la publicación de la Ley 7/2020, de 13 de noviembre, sobre la transformación digital del sistema financiero, y entra en vigor el 15 de noviembre de 2020. La primera convocatoria del sandbox regulatorio español se iniciará a principios de 2021. El periodo para la presentación de solicitudes por los promotores ante la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional para acceder al espacio controlado de pruebas comenzará el 13 de enero de 2021 y finalizará el 23 de febrero de 2021.

¿En qué destaca esta ley?

Esta ley destaca especialmente por sus novedades con respecto a sandboxes de otros países:

  • Por la amplitud de los sectores que pueden hacer uso (intersectorial al admitir proyectos sobre productos o servicios bancarios, de mercados de capitales o de seguros).
  • Por ser abierta en cuanto a las compañías que pueden presentar proyectos (no hay limitaciones).
  • Por promover la innovación al permitir proyectos regulados (exención) y no regulados (no sujeción).

Características de esta ley:

  • Es intersectorial: es una zona de pruebas destinada a proyectos relacionados con banca, mercado de capitales y seguros.
  • Es abierta: acceso abierto a cualquier tipo de compañía que desarrolle un producto o servicio financiero de base tecnológica.
  • Potencia la innovación: los proyectos deben ser novedosos y pueden estar regulados (exención) o no regulados (no sujeción).

– Mejorar/homogenizar procesos

– Reducir costes

– Mejorar la calidad de los clientes

– Mejorar la eficiencia de las entidades financieras

– Mejorar la supervisión financiera

  • Prototipos completamente funcionales: los proyectos deben estar listos para salir al mercado y poder ser testeados en el ámbito estrictamente regulatorio.
  • Diseña ad hoc las pruebas: las pruebas son definidas por el supervisor a partir de las características del proyecto y en coordinación con el promotor del proyecto.
  • Limitación temporal: limita a 6 meses la ejecución de las pruebas.
  • Protege a los usuarios: el promotor debe disponer de garantías para cubrir posibles daños a usuarios y terceros y respetar la confidencialidad de los usuarios de pruebas.
  • Es una pasarela de inicio de actividad: una conclusión favorable de las pruebas permite solicitar autorización o licencia para el inicio de la actividad.

Según AEFI (Asociación Española de Fintech e Insurtech), España es el país donde existen más fintech e insurtech por habitante y un puente entre Europa y Latinoamérica; esto, unido a que España está entre los primeros países de la Unión Europea que dispone de un espacio de pruebas propio, situará al país a la cabeza de la innovación tecnológica financiera.

Se estima que aumentará la competencia en el sector y que nacerán nuevas normativas como consecuencia de las innovaciones testadas, y posiblemente se actualice la regulación existente.

Según los cálculos de la AEFI (Asociación Española de Fintech e Insurtech), en los dos próximos años, se espera la generación de 5.000 empleos y una inversión adicional en el sector de 1.000 millones de euros.

Autores: Gestión Global de Riesgo
  • Álvaro Ramos
  • Sergi Ferrer

Leave a Comment