Artículos guardados
Ahorrar a corto plazo es posible si sabes cómo hacerlo

Finanzas

Ahorrar a corto plazo es posible si sabes cómo hacerlo

Como ya comentamos en publicaciones anteriores, los objetivos financieros deben ordenarse de forma homogénea en función de sus características. De esta manera, pueden crearse estructuras financieras adecuadas para alcanzar los distintos tipos de objetivos.

A modo de recordatorio, adjuntamos la tabla en la que se detallan los diversos tipos de objetivos ordenados según el plazo que tenemos para lograr acumular el patrimonio necesario para cubrirlos.

Ahorrar es posible

En este documento exponemos las alternativas disponibles que ayudan a construir una estructura de ahorro para lograr cubrir objetivos de ahorro a corto plazo.

Ahorro a corto plazo. Características

DISPONIBILIDAD

La primera cuestión que debemos contestar es la de qué objetivos queremos cubrir. Recordemos que en este grupo podemos incorporar los objetivos ligados a gastos futuros, pero muy cercanos en el tiempo (vacaciones de verano, nacimiento de un hijo…), y los gastos inesperados como reparar un vehículo, acceder a una cobertura médica o cubrir la posible pérdida de empleo (colchón de seguridad).

Todos estos objetivos tienen un punto en común: el capital puede necesitarse en cualquier momento. Por ello, el capital acumulado debe estar siempre disponible.

MAGNITUD

Otro aspecto a tener en cuenta es la magnitud del capital necesario para afrontar estas situaciones, diferenciando entre el ahorro para cubrir elementos predecibles y el ahorro para cubrir posibles urgencias. Los gastos previstos para unas vacaciones pueden variar por cuestiones de presupuesto; en cambio, si tenemos que hacer una reparación en el hogar, no podemos diferir o modificar el gasto necesario para la reparación.

Estos gastos inesperados pueden llegar a ser de un importe considerable.

INCERTIDUMBRE

Por último, la cobertura de emergencia es incierta: desconocemos el importe y el momento en el que podemos necesitar el capital.

Seguramente, si cada uno de nosotros hiciéramos este ejercicio, algunas alternativas no estarían contempladas en este listado, y probablemente otros aspectos sí se tendrían en cuenta. Pero, en términos generales, las características de los elementos integrados serán parecidas: todos requieren de disponibilidad en todo momento, pueden presentar una elevada magnitud y algunos son inciertos.

Imaginemos que la instalación de agua de nuestro hogar falla y afecta a nuestro baño y al de nuestro vecino. Podemos posponer la reparación estética del nuestro para más adelante si no disponemos de ahorros para afrontarla, pero nuestro vecino nos reclamará su reparación en ese momento. En esta situación, necesitaríamos tener un ahorro elevado para cubrir este gasto inesperado.

Seguros: una herramienta alternativa para el ahorro a corto plazo

Imaginemos que la factura de reparación del siniestro comentado anteriormente asciende a 3600 €. Si tenemos el dinero ahorrado, pagaremos el siniestro, pero perderemos el capital ahorrado hasta la fecha, un hecho que en muchos casos requiere de un elevado esfuerzo por parte de las familias. Esto puede llegar a desincentivar a ahorradores con menos recursos al verse obligados a empezar de nuevo el proceso de ahorro.

¿Qué alternativas tenemos?

A continuación, introducimos el seguro como una medida de ahorro, entendida como una inversión y no como un gasto.

Recuperemos el ejemplo anterior y consideremos que una familia ahorra 200 € mensuales. Para cubrir el siniestro, hubiera tenido que ahorrar durante 18 meses (18 x 200 € = 3600 €).

En cambio, si hubiera destinado dos mensualidades de su ahorro a la contratación de un seguro de hogar, no habría tenido que afrontar esta reparación inesperada y, además, habría ahorrado 3200 € en estos 18 meses.

Con este seguro no solo estarías comprando seguridad, sino también potenciando la capacidad de ahorro, así como la posibilidad de ahorrar a corto plazo para disfrutar de unas vacaciones a final de año que no se vieran tan afectadas.

Por qué contratar un seguro como una medida de ahorro: conclusiones

  • Utiliza los seguros como una medida para cubrir situaciones de elevada magnitud que son inciertas.
  • Recuerda que afrontar gastos de forma prematura te afecta en tu capacidad de ahorro a largo plazo.
  • Mantén la viabilidad de tu proyecto de inversión destinando una pequeña parte de tu renta para el ahorro al pago de primas.

Leave a Comment

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close