Artículos guardados
Cómo y cuándo empezar a ahorrar para la jubilación

Finanzas

Cómo y cuándo empezar a ahorrar para la jubilación

“Procrastinar” es una palabra que proviene del latín “procrastinare”: “pro”, que significa “adelante”, y “crastinus”, que hace referencia al futuro. Así pues, podríamos definir la procrastinación como el aplazamiento de decisiones, responsabilidades o tareas, priorizando otras actividades que son más irrelevantes.

Este término es muy adecuado para hablar sobre el ahorro a largo plazo.

Todo el mundo está de acuerdo en el hecho de que es importante ahorrar para poder mantener un poder adquisitivo suficiente en el momento de la jubilación y poder hacer frente a nuestras necesidades futuras. Cada persona debe establecer qué ingresos desea obtener cuando deje de trabajar. Normalmente, el indicador que se establece es qué porcentaje sobre el último salario cobrado –lo que se conoce como tasa de sustitución– es necesario para mantener el nivel de vida deseado.

En general, a pesar de la preocupación que hay sobre el hecho de que la pensión obtenida del sistema público de pensiones no sea suficiente para poder llegar a nuestra tasa de sustitución deseada y, por lo tanto, sea necesario el ahorro para la jubilación mediante sistemas complementarios –como pueden ser los planes de pensiones–, la decisión de empezar a ahorrar para el largo plazo se pospone y, en muchas ocasiones, es demasiado tarde para poder conseguir el objetivo.

¿Cuándo empezar a ahorrar?

Aunque es difícil establecer el momento para empezar a ahorrar para la jubilación porque cada persona tiene una situación económica concreta, es importante empezar a ahorrar lo antes posible para reducir nuestro esfuerzo ahorrador y aprovecharnos de la “magia” del interés compuesto que permite una acumulación de rendimientos tanto de nuestras aportaciones como de la reinversión de los rendimientos anteriormente generados.

En el gráfico siguiente se puede ver que, para conseguir un mismo capital final de 60.000 €, cuando se empieza a ahorrar a una edad más temprana, el importe de las aportaciones es menor. En el cuadro de la derecha se presenta una equivalencia de la aportación mensual que se debería realizar para conseguir esos 60.000 €.

Ahorrar para la jubilación

En el ahorro para la jubilación mediante planes de pensiones, ¿es preferible realizar aportaciones únicas o aportaciones periódicas?

Tradicionalmente, las aportaciones se realizan en dos momentos del año: durante la campaña del IRPF (entre abril y junio) y, especialmente, a finales de año. Hacer nuestras aportaciones al plan de pensiones cuando nos acordamos de sus ventajas fiscales no suele ser una buena estrategia, dado que, en la mayoría de los casos, implica que el proceso de compra del producto se hace sin tomar en consideración otros aspectos que nos facilitarán nuestro esfuerzo ahorrador.

El ahorro periódico es una ventaja respecto a las aportaciones puntuales.

Las aportaciones periódicas (mensuales o trimestrales) son la mejor opción para un ahorro sistemático, ya que se consiguen las siguientes ventajas:

  • Aprovechamos las ventajas del interés compuesto: los intereses generan nuevos intereses.
  • Disminuimos el esfuerzo ahorrador: es más sencillo programar una aportación de una cantidad pequeña periódicamente que una cantidad mayor de una sola vez.
  • Evitamos la búsqueda del momento óptimo de invertir: nuestro tiempo es oro.
  • Obtenemos rentabilidades más consistentes y menos volátiles: realizar una aportación periódica a largo plazo en un plan de pensiones permite compensar ciclos alcistas con bajistas.

En el siguiente gráfico se muestra la rentabilidad acumulada obtenida entre el 1/1/2010 y el 30/9/2019 en el plan de pensiones CI Multigestión, PP mediante la realización de aportaciones periódicas o de una aportación única a final de año del mismo importe anual, siendo la rentabilidad de la aportación periódica siempre superior a la aportación única.

Ahorrar para la jubilación

Por lo tanto, se recomienda afrontar cuanto antes la planificación de nuestro ahorro a largo plazo mediante la realización de aportaciones periódicas y, así, poder lograr los objetivos que nos marquemos de ingresos durante nuestra jubilación de una manera más eficiente.

Para poder realizar una correcta planificación, Caja de Ingenieros pone a disposición de sus socios el Simulador de Previsión Familiar, que permite proyectar la cobertura de jubilación del sistema público y ofrecer una cobertura a través de los productos de previsión complementaria de Caja de Ingenieros. El simulador permite confeccionar un proyecto personalizado para el socio con el propósito de que pueda analizar su situación y contratar los productos que mejor se ajusten a su situación y objetivo de cobertura en cada caso.

Conoce más información sobre la pensión pública de jubilación aquí.

Leave a Comment

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close