Artículos guardados
¿Qué son los bonos sostenibles y qué tipologías existen?

Actualidad Economía sostenible Finanzas Mercados Social

¿Qué son los bonos sostenibles y qué tipologías existen?

El volumen de deuda sostenible ha aumentado de forma imparable durante los últimos años, siendo el punto de inflexión la cumbre del Clima en París COP21 (diciembre 2015). A pesar de que desde sus inicios estas emisiones han estado constituidas únicamente por bonos verdes -alcanzaron un nuevo récord en 2019 con un volumen de 271.000 millones de dólares, más de la mitad del mercado-, los bonos sociales han ido ganando peso relativo dentro del universo de emisiones de renta fija, sobretodo a raíz de la COVID-19, y ya suponen más del 50% de las nuevas emisiones a cierre de mayo de 2020.

Pero ¿qué son los bonos sociales y verdes? Desde Caja de Ingenieros explicamos y ejemplificamos las diferentes tipologías de deuda sostenible y sus principales diferencias.

Bonos sociales

Los bonos sociales buscan financiar proyectos con el objetivo de mitigar un problema social determinado como, por ejemplo, el acceso a una vivienda asequible o a suministros básicos, generación de empleo o empoderamiento socioeconómico. En el contexto actual de pandemia, la mayoría de los bonos que se han emitido han sido para paliar los efectos negativos, tanto económicos como sociales, derivados de la COVID-19.

Bonos verdes

Los bonos verdes destinan los recursos obtenidos a la financiación o refinanciación de proyectos ecológicos, ya sean enfocados a energías renovables, eficiencia energética, edificios verdes, transporte limpio, implementación de soluciones de tratamiento de aguas residuales o mejora de la gestión, reducción y reutilización de residuos.

Bonos ligados a la sostenibilidad

Otra tipología de deuda que ha ido ganando relevancia en los últimos dos años son los bonos o préstamos ligados a la sostenibilidad, que en 2019 crecieron un 168% hasta un volumen de 122.000 millones de dólares. Estas emisiones vinculan el pago del cupón a la consecución o mejora de ciertas métricas ambientales, sociales y/o de gobierno corporativo o a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Ejemplo de ello podría ser un bono cuya rentabilidad está ligada a los ODS.

Bonos de sostenibilidad

En la misma línea que los anteriores, esta tipología de deuda, destinada a financiar proyectos tanto ambientales como sociales, han experimentado en 2019 un aumento de casi el triple de volumen respecto al año anterior, llegando a los 46 mil millones de euros. Ejemplo de ello podría ser una compañía de telecomunicaciones que emite un bono para la transformación de su red de cobre a fibra óptica, impactando de forma positiva en una doble vía, tanto social como ambiental: reduciendo el CO2 y, a la vez, mejorando significativamente el acceso a las comunicaciones. 

Hacia una recuperación sostenible

Desde Caja de Ingenieros apuntamos que los devastadores impactos sociales y económicos de la pandemia COVID-19 continúan alterando vidas, negocios y comunidades a una escala sin precedentes. Los gobiernos están poniendo en práctica medidas de recuperación económica que tendrán importantes repercusiones en la economía mundial a largo plazo, por lo que es vital que estas medidas preparen el camino para una recuperación sostenible. Una recuperación que sea baja en carbono y que acelere la transición a un modelo social y económico.

Como fondo que aúna diferentes emisiones de deuda sostenible, un buen ejemplo es el CdE ODS Impact ISR, un fondo de inversión mixto de renta variable del Grupo Caja de Ingenieros que, tras su lanzamiento en 2019, fue calificado por primera vez en abril de 2020 en el ranking MSCI, liderando su categoría en la métrica SUSTAINABLE IMPACT, por encima de un total de 714 competidores. Este fondo se centra en compañías que contribuyen al cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente, el de Educación (4), Agua (6), e Industria, Innovación e infraestructura (9).

En la cartera de renta fija, el CdE ODS Impact prioriza emisiones de deuda sostenible, siendo a cierre de junio un 40%, lo que equivale a un 20% de la totalidad del patrimonio del fondo. El conjunto de sus emisiones son bonos verdes, exceptuando una emisión social, cuyos fondos de se destinarán a mitigar los severos impactos económicos y sociales causados directa o indirectamente por la pandemia COVID-19 en España, distribuidos de la siguiente forma: un 80% financiamiento y micro finanzas, 16% sanidad, 3% educación y finalmente 1% a vivienda asequible.

Leave a Comment

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close