Artículos guardados
Restauración sostenible, mucho más que alimentación ecológica

Economía sostenible Social

Restauración sostenible, mucho más que alimentación ecológica

Entrevistamos a Isabel Coderch, fundadora de telosirvoverde.com un portal online especialista en restauración sostenible. Desde Telosirvoverde.com ayudan a trasladar hábitos de consumo sostenible a negocios de restauración, multiplicando así su impacto positivo. La restauración sostenible consiste en introducir criterios de sostenibilidad en la gestión de restaurantes, sin reducir el beneficio económico. Cómo lo hacen:

  • comprando alimentos y productos sostenibles.
  • reduciendo la huella ambiental de la gestión.
  • aportando valor social al negocio.

Nos lo explica Isabel Coderch, especialista en restauración sostenible y fundadora de telosirvoverde.com.

Isabel Coderch

Isabel Coderch

Define en una frase qué significa para ti el consumo consciente

Consumir de forma consciente implica conocer las consecuencias de nuestro consumo e intentar minimizar su impacto negativo en las personas y el planeta.

¿Cuáles consideras que son los retos de la sociedad para vivir en un mundo sostenible?

¡Puf… un montón! Para simplificar, diría ser capaces de frenar el consumo de recursos naturales y la generación de residuos, e inculcar a nuestra sociedad la necesidad de conservar nuestro planeta si queremos sobrevivir como especie.

¿Con qué valores asocias el respeto al medioambiente?

Con la justicia social: dejar a las generaciones próximas al menos lo mismo que hemos recibido. Y  con el respeto y empatía hacia el resto de seres vivos: la vida de todos los seres vivos es tan valiosa como la mía.

¿Qué papel juegan las empresas? ¿Cuáles son los beneficios a corto-medio plazo si la empresa se adapta a un modelo que no dañe el ecosistema?

Fundamental. Es muy importante el cambio individual, pero la capacidad de escalar y agilizar los cambios sociales radica en las empresas y en la Administración Pública.

En cuanto a los beneficios, yo resaltaría, por un lado, que es bueno para las personas y para el planeta; en segundo lugar, nos permite adaptarnos a la normativa; y por último, mejora nuestra imagen corporativa.

Si no integramos en nuestro día a día acciones sostenibles, ¿cómo crees que será la situación dentro de 50 años?

Como personas, viviremos en un mundo mucho más hostil, injusto y contaminado.

Y si como empresas no somos más sostenibles, simplemente no existiremos.