Artículos guardados
El consumo responsable y las compras navideñas

Actualidad Economía sostenible

El consumo responsable y las compras navideñas

Cada vez tenemos la Navidad más cerca. Seguramente, muchos de vosotros ya habéis empezado a pensar en los regalos de Navidad, porque cada vez más nos hacen pensar antes. Nos incentivan al consumo compulsivo con campañas de descuento como las de Black Friday o Cyber Monday y nos incitan a realizar compras más compulsivas y masivas. Pero el consumo responsable y las compras navideñas no tienen porqué estar reñidos.

¿Cómo hacer el Black Friday más sostenible?

 Dicho esto, el consumo no es siempre negativo, siempre y cuando tomemos conciencia de lo que compramos, cómo lo compramos y dónde se produce. Siempre puedes hacer de estas iniciativas un consumo más responsable con el medioambiente.

Por eso mismo nos ofrecen la posibilidad de adelantar los gastos que inevitablemente haremos en Navidad, y puede ser una buena opción para no caer en compras apresuradas y de último momento. Si planificamos las compras con tiempo, nos permite, por ejemplo:

  • Pensar qué es exactamente lo que necesitamos comprar (hacer listas, calcular el presupuesto que queremos destinar, etc.).
  • Buscar comercios de proximidad que nos pueden vender lo mismo que nos ofrece una tienda en línea. De este modo, estaremos contribuyendo a la economía local al mismo tiempo que estaremos ahorrándonos el transporte de nuestros envíos y, por tanto, reduciendo las emisiones de CO₂.
  • Ayudar a firmas más conscientes y respetuosas con el medioambiente que quizás no participan en las promociones y en los descuentos, pero que nos permitirán contribuir a un consumo más sostenible.
  • Aprovechar estos días de descuentos para comprar a un precio más bajo sin dejar de lado la sostenibilidad y el comercio de proximidad.

Contribuye al consumo responsable anticipando tus compras

Planificar con tiempo las compras navideñas permite que te organices mejor y que evites compras compulsivas. Si estás pensando que ahora mismo no te va bien, te ofrecemos dos maneras de financiar tus gastos. Para que no renuncies a nada, puedes pagar tus compras poco a poco con préstamos a tu medida o con las tarjetas de crédito, siempre que necesites un importe menor y más rápidamente, lo tendrás disponible en tu bolsillo. En definitiva, podemos consumir de forma ética sin renunciar a nada.