Artículos guardados
Los socios y las socias, en el centro de la actividad

Cooperativo

Los socios y las socias, en el centro de la actividad

La naturaleza del Grupo Caja de Ingenieros como banca cooperativa determina su modelo de relación, muy cercano y personalizado con sus clientes, es decir, con sus socios y socias, que están en el centro de todas sus estrategias de negocio.

La evolución de esta relación ha pasado por una digitalización creciente durante los últimos ejercicios hasta dar un gran salto cualitativo en 2020, año en el que el asesoramiento digital se ha convertido en el protagonista, sin perder la cercanía, transparencia y atención a medida de las necesidades de los socios.

La razón de ser de la banca cooperativa consiste en prestar atención a las necesidades de las comunidades profesionales, las familias y las pymes, de modo que se prioriza el interés general y el bien común por encima de los intereses particulares.

Así pues, el Grupo Caja de Ingenieros, atendiendo a este principio fundacional, desempeña su labor social garantizando el acceso a productos bancarios y de crédito e impulsando el crecimiento de las economías locales, que generan un valor a largo plazo para el conjunto de la comunidad. Es este ejercicio de responsabilidad con la sociedad el que ha permitido al Grupo Caja de Ingenieros superar riesgos económicos, políticos y sociales a lo largo de su historia y afrontar con éxito los retos que se presentan.

El modelo de relación con la base social de la Entidad está, por tanto, orientado a generar un valor y una relación de confianza a largo plazo, una visión que se aleja del simple enfoque de maximización de beneficios a corto plazo.

Este modelo de relación se basa en los principios de proximidad, transparencia e integridad, que guían al Grupo Caja de Ingenieros en toda la cadena de valor de sus productos y servicios: desde el diseño, la comercialización y el servicio postventa hasta la gestión de reclamaciones y quejas.

Cifras que avalan el modelo del Grupo Caja de Ingenieros

En este ejercicio, la base social ha aumentado un 2,8 % y se sitúa por encima de los 209.000 socios y socias.

Durante este periodo, el Grupo Caja de Ingenieros ha gestionado un volumen de negocio superior a los 7.700 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 8,79 % respecto al ejercicio anterior. Los productos en los que el componente de asesoramiento es importante han experimentado muy buenos resultados: el volumen gestionado en ahorro previsión ha crecido un 10,6 %, así como el volumen gestionado en inversión, que ha crecido en un 10,2 %.

Asimismo, el número de contratos del Servicio de Gestión Discrecional de Carteras ha experimentado un importante crecimiento respecto a 2019, con un 23,8 %, y el volumen gestionado en este servicio para socios supera los 367 millones de euros (un 27 % más que en 2019). Por su parte, la financiación ha sido otro elemento clave y el número de hipotecas formalizadas por socios ha crecido un 4,9 %.

Para el Grupo Caja de Ingenieros es esencial preservar el patrimonio de los socios y las socias, lo que se consigue gracias a una gestión prudente de los activos. Ello permite garantizar la estabilidad financiera necesaria a través de ratios adecuadas de solvencia y liquidez, y mantener relaciones de confianza a largo plazo.

Descubre más en la Informe Anual 2020.

Leave a Comment