Artículos guardados
Un futuro hacia las energías renovables

Actualidad Economía sostenible

Un futuro hacia las energías renovables

Las energías renovables son aquellas que se obtienen de fuentes naturales, y son limpias e inagotables porque disponen de una cantidad inmensa de energía o porque se regeneran de manera natural.

Estas, además de tener un impacto ambiental muy escaso y no generar tantos residuos como las energías tradicionales, ayudan a potenciar el autoconsumo.

¿Qué tipos de energías renovables encontramos?

Existen varios tipos de Día de la Tierra o alternativas. La fuente de cada una de ellas proviene de unos recursos energéticos renovables.

  • En primer lugar, la energía solar fotovoltaica es aquella que llega a la Tierra en forma de radiación electromagnética. Se transforma en electricidad a través de placas solares, que absorben la radiación solar y la almacenan o la vuelcan a la red eléctrica.
  • Por otra parte, la energía eólica se ha convertido en la segunda fuente de energía más importante de España, por detrás de la nuclear. Esta se obtiene mediante la utilización de la energía cinética generada por el viento. Los molinos de viento y los aerogeneradores capturan las corrientes de aire y transforman el viento en energía eléctrica.
  • La energía hidráulica es la que utiliza la fuerza de las corrientes y saltos de agua en su curso para generar la energía eléctrica. Normalmente, las turbinas transforman la energía cinética del movimiento del agua en electricidad.
  • En cuanto a la biomasa, esta es una de las energías más económicas y ecológicas de generar energía eléctrica en una central térmica. Consiste en la combustión de residuos orgánicos de origen animal y vegetal.
  • El biogás es una energía que se produce biodegradando materia orgánica en dispositivos específicos sin oxígeno. De esta manera, se genera un gas combustible que se utiliza para producir energía eléctrica.
  • La energía mareomotriz es aquella que proviene de la fuerza de las mareas o de las olas, producida por la acción gravitatoria del Sol y la Luna. Al ser un fenómeno natural previsible, nos permite prever cuándo se podrán transformar estos ascensos y descensos del agua del mar en electricidad.
  • Por último, la energía geotérmica es aquella que se genera a través del calor de yacimientos debajo de la superficie terrestre.

¿Qué ventajas aportan las energías renovables?

Como se ha comentado anteriormente, se trata de energías limpias que no producen emisiones a la atmósfera ni residuos, por lo que ayudan a la lucha contra cambio climático.

Además, al contrario de lo que ocurre con la energía nuclear o los combustibles fósiles, las energías renovables se obtienen de recursos inagotables de la naturaleza.

Asimismo, disminuyen la dependencia energética del exterior, porque sus fuentes son autóctonas. De esta manera, contribuyen a mejorar la economía del país promoviendo su autonomía. Así, algunos países han podido desarrollar sus propias tecnologías, como placas solares o molinos de viento.

Por último, las energías renovables fomentan la ocupación, ya que crean cinco veces más puestos de empleo que las energías convencionales.

Así pues, la apuesta por las energías renovables está a la orden del día. La Unión Europea les ha dado una gran importancia dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de cara a 2030, y fija como objetivo conseguir que al menos el 32% del consumo final de energía en el territorio proceda de energías renovables para ese entonces.

Leave a Comment