Artículos guardados
La crisis del coronavirus: situación actual y perspectivas económicas y financieras

Actualidad Finanzas Mercados

La crisis del coronavirus: situación actual y perspectivas económicas y financieras

Después de nuestro último post sobre los impactos económicos y financieros del coronavirus, hemos decidido hacer un análisis más detallado sobre las consecuencias en la economía y en los mercados financieros.

Coronavirus: Impactos en la economía

El impacto económico del coronavirus se trata de un impacto fuerte pero temporal por distintos motivos:

  • Se trata de un shock de oferta y de demanda a la vez. Un shock de oferta por la interrupción mundial de las distintas cadenas de suministro y empresas obligadas a cerrar temporalmente como medida de contención y un shock de demanda por retraso o imposibilidad de decisiones de consumo o inversión por parte del sector privado.
  • Tanto el consumo como la inversión privada se recuperarán cuando se reduzca el ritmo de contagio. El ejemplo de China es muy claro: desde que se inició la reducción del número de contagios diarios, los principales indicadores económicos muestran una recuperación de la actividad económica.
  • En el frente de la política monetaria, hemos visto recorte de tipos y ampliación de inyección de liquidez por parte de varios bancos centrales. El Banco Central Europeo, posiblemente anunciará nuevas medidas dirigidas a garantizar la liquidez en el sistema financiero, financiación empresarial y a impulsar la actividad económica.
  • En cuanto al impulso fiscal, se están estudiando medidas fiscales especiales para contener el contagio del coronavirus. Incluso la Comisión Europea ha anunciado que permitirá un incumplimiento de los objetivos de déficits fiscales para países que quieran incrementar su gasto público temporalmente.

Impactos en los Mercados Financieros

La reacción de los mercados financieros a la expansión del coronavirus es extrema desde el punto de vista histórico:

  • La corrección de las bolsas mundiales de estas últimas semanas se ha visto en pocas ocasiones y se compara con los momentos de volatilidad después de la caída de Lehman Brothers o de los ataques a las Torres Gemelas.
  • Las correcciones no se limitan a los mercados bursátiles, sino que se amplían al mercado de emergentes, divisas, renta fija corporativa y deuda pública periférica:
  • Los ganadores son los activos de refugio como el oro o la deuda pública alemana o estadounidense, que registran mínimos en rentabilidad de ‑0,85 % y +0,35 %, respectivamente.
  • Hemos visto fuertes caídas en el precio de petróleo hasta niveles inferiores a 35 USD del brent por la expectativa de menor demanda.

¿Cómo explicamos el comportamiento de los mercados financieros?

Es obvio que la reducción temporal de la oferta y la demanda tendrá consecuencias temporales en la cuenta de resultados y la salud financiera de muchas empresas cotizadas, y sobre todo en los sectores más afectados, lo que causará las lógicas correcciones en su cotización en bolsa o de sus bonos.

La reacción, hasta hace poco, tímida de los gobiernos y bancos centrales, no ha ayudado a calmar los nervios de los inversores internacionales.

Además, el factor que predomina en la evolución de los mercados de estos últimos días es el muy elevado grado de incertidumbre, el peor enemigo de los inversores que prefieren un escenario negativo conocido sobre una reducida posibilidad de escenario aún peor. Ante este riesgo y a causa de las propias correcciones, muchos inversores se ven obligados a reducir sus posiciones en activos de riesgo y posicionarse temporalmente en activos de refugio, hecho que amplifica las caídas de las cotizaciones.

¿Es todo tan negativo? La respuesta es no

Respecto a los efectos económicos, muchos son ya los planes y medidas anunciados o en estudio con el doble objetivo de ofrecer apoyo a los sectores afectados e incrementar el gasto público para impulsar la economía. Los mercados de deuda ya anticipan nuevas medidas con una caída de los tipos de interés a largo plazo a mínimos, un factor que relajará las condiciones de financiación para muchos países y empresas.

Además, la propia reacción de los mercados genera también oportunidades. Por un lado, ha causado un movimiento a la baja de los tipos de interés a largo plazo a niveles mínimos en todo el mundo. Por otro lado, porque genera reacciones de las autoridades monetarias y públicas con nuevas medidas para estabilizar los mercados financieros, recuperar la confianza y reactivar la actividad económica.

Como resumen, el ritmo mundial de contagio del coronavirus significa un enorme reto para la economía mundial y sus mercados financieros, pero no podemos olvidar que la situación generada es temporal y que gran parte de los efectos negativos en el negocio de las empresas y la economía se recuperarán a medio plazo. Una vez que se reduzca el ritmo de contagio, nos encontraremos con una economía mundial en senda de recuperación, unos activos financieros con valoraciones sensiblemente más atractivas que hace unos meses, una política monetaria aún más ultraexpansiva, un fuerte impulso del gasto público mundial y unos precios de materias primas sensiblemente más bajos.

“Las buenas empresas no dejan de ser buenas por la existencia del coronavirus. Con calma y un horizonte temporal adecuado, las correcciones en sus cotizaciones ofrecen un potencial de inversión”.

Warren Buffet

Leave a Comment

Utilizando este sitio, estás aceptando el uso de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close